Felicitamos a los Dres M. Dorronzoro y E. Perazzo, Jefes de Guardia del Sanatorio, por el Premio recibido por su trabajo sobre la Epidemia de Dengue, otorgado por la Fundación de Estudios para la Salud y Seguridad Social.
Nos enorgullece el trabajo de nuestros profesionales, comprometidos con la máxima calidad de atención.

¿Cuándo consultar?

1)    Fiebre Alta

2)    Cefaleas

3)    Dolores musculares intensos

¿Qué puedo hacer para prevenir el dengue?

No hay vacuna disponible contra el dengue, por lo que si vivimos o vamos a viajar a una zona de riesgo la mejor prevención es evitar ser picados por mosquitos. Para eso:

1) De ser posible evite estar a la intemperie en las horas de mayor densidad de mosquitos (en la mañana temprano y en el atardecer).

2) De ser posible utilice camisas de manga larga y pantalones largos, de colores claros ya que el Aedes huye naturalmente de elementos que reflejen la luz del sol.

3) Use mosquiteros en las camas.

 4) Proteja la cuna o cochecito del bebé con redecillas protectoras para mosquitos cuando permanezca en exteriores.

5) Aplique repelente contra insectos, pero sólo la cantidad suficiente para cubrir la piel y/o ropa expuesta, evitando lastimaduras, piel irritada, las manos o cerca de los ojos y la boca, especialmente en niños, evitando su aplicación excesiva y reiterada.

6) Cuando use repelente en un niño, aplíquelo en sus propias manos y después frótelas en su hijo. Evite aplicarlo en los ojos y boca del niño y úselo cuidadosamente alrededor de sus oídos.

Si controlamos la proliferación de los mosquitos, evitaremos la transmisión de la infección,  así que:

– Revise su casa, su lugar de trabajo y las zonas de los alrededores como jardines y quintas, en búsqueda de recipientes que puedan acumular agua estancada, y que no tenga ninguna utilidad.

– Elimine el agua de los huecos de árboles, rocas, paredes, pozos, letrinas abandonadas, rellene huecos de tapias y paredes donde pueda juntarse agua de lluvia.

– Entierre o elimine todo tipo de basura o recipientes inservibles como latas, cáscaras, llantas y demás recipientes u objetos que puedan almacenar agua.

– Ordene los recipientes útiles que puedan acumular agua, colóquelos boca abajo o colóqueles una tapa.

– Mantenga tapados los tanques y recipientes que colectan agua o pueden recolectarla si llueve.

– Cambie el agua de los floreros, platos bajo macetas, colectores de desagües de aire acondicionado o lluvia, dentro y fuera de la casa, cada 3 días y frote las paredes del mismo. De ser posible, utilice productos alternativos en lugar de agua (geles, arena húmeda sin que el nivel de agua supere la superficie de la arena)

– Cambie el agua cada 3 días y lave con esponja los bebederos de animales.

– Mantenga limpias, cloradas o vacías las piletas de natación fuera de la temporada.  Mantenga los patios desmalezados y destapados los desagües de lluvia de los techos.

– Si el municipio en el que reside está llevando a cabo tareas de eliminación de objetos inservibles que acumulan agua (descacharrado) o de tratamiento de recipientes con agua, participe activamente en estas tareas y facilite el trabajo de los trabajadores municipales. Si usted sospecha que tiene dengue: Concurra al Centro de Salud y Evite el contacto de usted y de su grupo familiar con el mosquito en su hogar mientras está con fiebre o hasta que se descarte el diagnóstico de dengue. La persona luego del período febril no transmite el virus al mosquito. Hable con sus amigos y vecinos para informarlos acerca de las medidas para prevenir el dengue.

Tenga en cuenta que durante los meses de temperatura muy baja los mosquitos adultos que transmiten el dengue mueren, pero sus huevos, permanecen en los recipientes, aún cuando éstos no contengan agua, por lo que la eliminación o limpieza de los mismos es indispensable.