top of page

Día Mundial de la EPOC: "Respirar es vida - actúa más rápido"

El 15 de noviembre se conmemora el Día Mundial de la EPOC. Esta fecha anual tiene como objetivo informar y concientizar sobre la enfermedad a nivel mundial, fomentando la prevención de la enfermedad y su detección temprana.



La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) causa la obstrucción del flujo de aire de los pulmones. Típicamente es causada por la exposición a largo plazo a gases irritantes o partículas de materia, más a menudo por el humo del cigarrillo.


Las personas con enfermedad pulmonar obstructiva crónica tienen un mayor riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas, cáncer de pulmón y otras afecciones.


El enfisema y la bronquitis crónica son las dos afecciones más comunes que contribuyen a la enfermedad pulmonar obstructiva crónica. Estas dos afecciones suelen ocurrir juntas y su gravedad puede variar entre los individuos con enfermedad pulmonar obstructiva crónica.


La bronquitis crónica es la inflamación del revestimiento de los bronquios, que llevan el aire hacia y desde los sacos de aire (alvéolos) de los pulmones. Se caracteriza por la tos diaria y la producción de moco (esputo).


El enfisema es una afección en la que los alvéolos al final de los pasajes de aire más pequeños (bronquiolos) de los pulmones se destruyen como resultado de una exposición perjudicial al humo de cigarrillo y otros gases y partículas irritantes.


Aunque la enfermedad pulmonar obstructiva crónica es progresiva y empeora con el tiempo, es tratable. Con un manejo adecuado, la mayoría de las personas pueden lograr un buen control de los síntomas y calidad de vida, así como reducir el riesgo de otras afecciones asociadas.


SÍNTOMAS

Los síntomas de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica no suelen aparecer hasta que se produce un daño pulmonar significativo y a veces empeoran con el tiempo, sobre todo si la exposición al tabaco continúa.

Pueden incluir los siguientes síntomas:

  • Falta de aire, especialmente durante la actividad física

  • Sibilancia

  • Opresión del pecho

  • Una tos crónica que puede producir mucosidad (esputo) que puede ser clara, blanca, amarilla o verdosa

  • Infecciones respiratorias frecuentes

  • Pérdida de peso involuntaria en etapas avanzadas

  • Hinchazón en tobillos, pies o piernas

También es probable que las personas con EPOC experimenten episodios llamados "exacerbaciones", durante los cuales sus síntomas empeoran en relación con la variación diaria habitual y persisten por lo menos durante varios días.


CÓMO SE DIAGNOSTICA LA EPOC

La EPOC se diagnostica mediante la realización de una espirometría, un estudio indoloro, sencillo y no invasivo. Esta práctica es fundamental para la evaluación de cualquier enfermedad respiratoria, aportando información sobre el funcionamiento del sistema respiratorio, y siendo categórica para el diagnóstico. Se recomienda realizarla a personas a partir de los 40 años que fumen actualmente o hayan fumado en algún momento de su vida.


CAUSAS

La principal causa de la EPOC en los países desarrollados es el tabaquismo. En el mundo en desarrollo, se produce a menudo en personas expuestas a los gases de la quema de combustible para cocinar y calentar en hogares mal ventilados.


Solo algunos fumadores crónicos desarrollan una aparente EPOC, aunque muchos fumadores con largos historiales de tabaquismo pueden desarrollar una función pulmonar reducida. Algunos fumadores desarrollan afecciones pulmonares menos comunes. Pueden ser diagnosticados erróneamente como enfermos de EPOC hasta que se realice una evaluación más completa.


HUMO DE CIGARRILLO Y SUSTANCIAS IRRITANTES

En la gran mayoría de las personas con enfermedad pulmonar obstructiva crónica, el daño pulmonar que desencadena la enfermedad es consecuencia de haber fumado cigarrillos durante mucho tiempo. Pero es probable que también existan otros factores implicados en el desarrollo de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, como la susceptibilidad genética, porque no todos los fumadores la desarrollan.


Otras sustancias irritantes pueden causar enfermedad pulmonar obstructiva crónica, incluidos el humo del cigarro, la contaminación ambiental y la exposición en el lugar de trabajo a polvo, humo o gases tóxicos.


FACTORES DE RIESGO

  • Exposición al humo del tabaco. El factor de riesgo más significativo es el consumo de cigarrillos a largo plazo. Cuantos más años fumes mayor será el riesgo. Los fumadores de pipa, los fumadores de cigarros y los fumadores de marihuana también pueden estar en riesgo, así como las personas expuestas a grandes cantidades de humo de segunda mano.

  • Personas con asma. El asma, una enfermedad inflamatoria crónica de las vías respiratorias, puede ser un factor de riesgo para desarrollar enfermedad pulmonar obstructiva crónica. La combinación de asma y fumar aumenta el riesgo de enfermedad pulmonar obstructiva crónica incluso más.

  • Exposición ocupacional a polvos y sustancias químicas. La exposición a largo plazo a los gases de sustancias químicas y al polvo en el lugar de trabajo puede irritar e inflamar los pulmones.

  • Exposición a los gases de la quema de combustible. En el mundo en desarrollo, las personas expuestas a los gases de la quema de combustible para cocinar y calentar en hogares mal ventilados corren un mayor riesgo de desarrollar enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

  • Genética. El poco común trastorno genético, es probable que otros factores hagan que ciertos fumadores sean más susceptibles a la enfermedad.


PREVENCIÓN

A diferencia de algunas enfermedades, la EPOC normalmente tiene una causa clara y un camino claro de prevención, y existen maneras de frenar la progresión de la enfermedad. La mayoría de los casos están directamente relacionados con el consumo de cigarrillos, y la mejor manera de prevenir la enfermedad pulmonar obstructiva crónica es no fumar nunca, o dejar de fumar ahora.


Si fumás desde hace mucho tiempo, estas simples afirmaciones podrían no parecer tan simples, especialmente si ya has tratado de dejar de fumar una, dos o muchas veces antes. Aun así, seguí intentando. Es esencial encontrar un programa para dejar el tabaco que pueda ayudarte a abandonar el hábito para siempre. Es tu mejor oportunidad para reducir el daño a tus pulmones.


Dejá de fumar para contribuir a reducir el riesgo de tener enfermedades cardíacas y cáncer de pulmón. Aplicate la vacuna antigripal todos los años y la vacuna contra la neumonía neumocócica regularmente para reducir el riesgo o prevenir algunas infecciones.


Ante cualquier síntoma, no dudes en consultar a tu médico.


Dr. Marcos Hernández

Neumonología

Sanatorio Mater Dei


Para solicitar turnos: - Web: a través del portal del paciente en www.sanatoriomaterdei.com.ar - Call Center: 4809-5533

- Por Whatsapp: 11-3202-7629 o click aquí


Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page