Hola Hermana:

Cómo le va? Espero que muy bien.

Soy Diego Martínez, el Papá de Alfonsina, quien fue operada por Retinopatía en vuestro Prestigioso Sanatorio.

Sinceramente, jamás nos vamos a cansar de agradecerle a Ud., a Dios y a la Virgen por haberla puesto como un ángel en nuestro camino y en la vida de Alfonsina.

Fuimos desde La Pampa, con las horas contadas por la enfermedad de ella a un Buenos Aires, que si bien conocemos por nuestro trabajo, desconocíamos totalmente la parte Oftalmológica y demás temas de salud.

Ud apareció en los momentos más desesperantes y tensos de la espera y desconcierto, y con su mirada, su forma de hablar, su contemplación, su empatía, hospitalidad, solidaridad y demás, hicieron que sin saber como seguíamos, aunque sea nos vayamos tranquilizando porque veíamos que no estábamos solos y que con su Gestión, había una luz para que todo se solucione.

Nosotros solo conocíamos el Mater Dei allí, y justo nos dijeron que allí se podía hacer lo que necesitábamos, pero fuimos desorientados, abrumados por la situación, sin nada preparado porque ni siquiera los tiempos nos dieron para hacerlo… y quizás, sin darse cuenta, nos contuvo de una manera única y que jamás olvidaremos.

Gracias a Ud. Alfonsina tiene muchas posibilidades de poder ver y le rogamos, siga rezando por nosotros ya que esto es incierto y el jueves tenemos un control que nos va a dar un panorama de la situación.

Sea cual fuere el resultado, siempre le vamos a contar a Alfonsina cuando ella entienda, quien es Ud, lo que hizo por ella y por nosotros, y le prometemos que en algún momento se la vamos a llevar para que la vuelva a ver; y nosotros quisiéramos pasar a saludarla si no le causa molestia.

Por su intermedio, le ruego que le haga llegar nuestro enorme agradecimiento a Alicia (creo que ese era el nombre de una Sra rubia que también nos atendió de maravillas) y a todo el Equipo de Neo que actuaron con una Profesionalismo y contención extraordinario.

Sabemos que quizás para Ud como para el resto del personal, lo nuestro fue un caso más, ya que deben ver estas cosas o mucho peores a cada rato… pero para nosotros, fue algo único, angelical y que jamás nos vamos a olvidar… Gracias a Ud, nuevamente le digo, que Alfonsina tiene muchas posibilidades de ver…

Sin compromiso, le quisiera preguntar en qué podemos ayudar al Sanatorio, o alguno de sus Colegios o si tienen alguna Fundación ya que necesitamos hacerlo para devolverles un granito de todo lo que hicieron por nosotros.

Sepa que mi abuela, ahora fallecida, fue operada allí hace más de 40 años cuando le sacaron un riñón… A papá lo asaltaron hace 3 años y le quebraron un dedo en pleno centro y se atendió allí, al margen que también allí se hace sus análisis… Yo me hago e hice chequeos de rutina en ese lugar…para nosotros, que somos del interior, el Mater Dei es nuestro lugar de referencia en salud y calidad humana desde siempre, ojalá todas las Instituciones pregonen los mismos valores que Ustedes y tendríamos un País fantástico.

Ruego a Dios que la Bendiga y que la Virgen siempre la acompañe.

Desde ya que está invitada a nuestra casa que es en Realicó, La Pampa por si alguna vez anda de paso o quiere venir a conocer, donde increíblemente orgullosos la atenderíamos.

Le envío un cálido saludo en nombre de Alfonsina, mi familia y mío.

Atte.

Diego Martinez