La Madre de Dios es la identidad misma del Mater Dei. Bajo su conducción, somos una institución de salud que brinda servicios de alta calidad profesional y humana en un ámbito de respeto que propicia el desarrollo integral de cada persona.

Basados en los principios del Padre José Kentenich nos comprometemos con la vida y la dignidad humana en una permanente actitud de servicio. Junto a las Hermanas de María de Schoenstatt, cada miembro del Sanatorio es convocado a asumir creadoramente los valores de la Institución.