Noticias/Novedades

Faringitis (angina) en los niños

Es una inflamación infecciosa de la faringe (garganta) y amígdalas (faringoamigdalitis).

La causa más frecuente de la infección es viral (especialmente en los menores de 3 años) y en estos casos habitualmente la curación es espontanea.

Por otra parte el estreptococo B hemolítico del grupo A es la bacteria responsable de aproximadamente el 20 % de las infecciones de la garganta, en los niños entre 3 y 18 años. El estreptococo es una bacteria que puede causar complicaciones importantes como ser: fiebre reumática (afecta a las articulaciones y al corazón), glomerulonefritis (compromete el funcionamiento de los riñones)  y otras como escarlatina, abscesos, neumonías, etc. La infección bacteriana es más frecuente en los meses de invierno y primavera.

Signos clínicos más frecuentes de la faringitis:

  • Fiebre
  • Dolor de garganta
  • Garganta enrojecida y/o con exudados (placas en amígdalas)
  • Cefalea
  • Inflamación de los ganglios submaxilares
  • Dolor abdominal

Es importante destacar que la presencia de placas en las amígdalas no confirma la infección por estreptococo, ya que puede tener también origen viral.

¿Cómo diagnosticamos la causa de la faringitis?

El Hisopado de Fauces es el examen de laboratorio  que permite orientarnos si el agente causal de la enfermedad es viral o bacteriana  (estreptococo). Con el mismo se detecta antígenos del estreptococo con un método rápido con la ventaja fundamental que el resultado está en aproximadamente 30 minutos. El cultivo del mismo hisopado tarda entre 24 y 72 horas y sirve para corroborar la presencia o ausencia del estreptococo.

Si el hisopado y el cultivo son negativos nos orientamos hacia un origen viral de la angina y no es necesario el uso de antibiótico.

Tratamiento:

El tratamiento de la faringitis de probable etiología viral es sintomático (antitérmicos y analgésicos), para la faringitis estreptocócica la penicilina sigue siendo el antibiótico de elección, ya que no se ha detectado resistencia a ella. Para los alérgicos a la penicilina se pueden utilizar otros antibióticos como la eritromicina y claritromicina.

La duración del tratamiento es de 10 días y el niño o joven puede reanudar sus actividades habituales a partir de las 24 a 48 horas si se encuentra recuperado.

También la amoxicilina es un antibiótico útil, se recomienda tratar con antibióticos aquellos casos en que se confirmó la infección bacteriana  con el fin de no aumentar la resistencia a ellos.

Por otra parte no es necesario realizar un nuevo hisopado de fauces al final del tratamiento, dada la alta efectividad que posee la penicilina.

¿Qué hacemos ante los niños con anginas a repetición?

Primero es preciso establecer si la causa de las mismas es bacteriana, si es así lo aconsejable es:

Identificar aportadores entre los convivientes (realizar hisopado para test rápido y cultivo)
Tratar a los portadores que convivan con el paciente.
Se pueden utilizar otros antibióticos cuando el cuadro es recurrente.

Conclusión:

La faringitis (angina) es una inflamación infecciosa de la faringe (garganta).
La causa más frecuente es viral especialmente en los menores de 3 años
Debemos estar atentos a la presencia del estreptococo B hemolítico grupo A como causa de la angina, dada las complicaciones importantes que puede causar.
El tratamiento a elección es la penicilina cuando se documenta el estreptococo, y la duración es de 10 días.

 

Dr. Sciarrota Juan
Pediatría, Sanatorio Mater Dei
Tel. 4809 5533