Noticias/Novedades

Síndrome Urémico Hemolítico

¿Qué es el SUH?

Es una enfermedad caracterizada por la presencia de anemia hemolítica (destrucción de glóbulos rojos), lesiones inflamatorias en los pequeños capilares sanguíneos, disminución del número de plaquetas y uremia (insuficiencia renal aguda).

¿Cuál es la causa de esta enfermedad?

Es una enfermedad transmitida por alimentos contaminados por una variedad muy tóxica de una bacteria llamada Escherichia Coli O 157. El reservorio de esta bacteria lo constituye el aparato intestinal y la materia fecal de animales (vaca y otros). La transmisión suele ser a través del consumo de carne poco cocida, de productos lácteos no pasteurizados o que perdieron la cadena de frio y otros alimentos contaminados con dicho microorganismo.

También se han descripto otras bacterias involucradas en esta afección (Shigella Salmonela, etc.)

¿A quién afecta habitualmente?

Generalmente afecta a los niños pequeños entre 6 y 36 meses, pero también puede desarrollarse en niños mayores.

¿Cómo se manifiesta?

El inicio puede ser una diarrea con moco y sangre, dolor abdominal y/o vómitos en niños previamente sanos. Luego de cuatro  o cinco días aparece palidez por la anemia por la destrucción de los glóbulos rojos. También se encuentra irritabilidad, debilidad y disminución de la cantidad de orina por día. Esto se debe a que los riñones comienzan a fallar en su trabajo de eliminar líquidos, electrolitos (sodio, potasio) y toxinas.

Además menos frecuentemente pueden aparecer signos neurológicos como convulsiones y coma.

Al examen se pueden hallar edemas, pequeñas manchas hemorrágicas de la piel denominadas petequias, y signos de insuficiencia renal, cardíaca e hipertensión arterial.

¿Cómo se trata?

Habitualmente los niños deben estar internados y se realiza un control estricto de los líquidos y electrolitos. En los casos con  insuficiencia renal aguda grave pueden ser necesarias medidas terapéuticas como la diálisis peritoneal que contribuye al control del desequilibrio hidroelectrolítico, al volumen sanguíneo normal y permite la administración de un aporte nutricional energético adecuado. De acuerdo al grado de anemia se realizaran transfusiones de glóbulos rojos.

¿Cuál es el pronóstico?

La mayor parte de los niños evolucionan hacia una curación definitiva pero requieren continuar bajo control estricto del pediatra y el nefrólogo porque algunos de ellos (20%) pueden tener problemas como hipertensión arterial y fallo renal crónico.

Recomendaciones de la Sociedad Argentina de Pediatría para la prevención del síndrome urémico hemolítico (SUH)

  1. Asegurar la correcta cocción de la carne (la bacteria se destruye a 70ºC). Esto se consigue cuando la carne tiene una cocción homogénea (no quedan partes rojas).
  2. Tener especial cuidado con la cocción de la carne picada, ya que generalmente se cocina bien solo la parte superficial y la bacteria no se destruye si no llega la temperatura adecuada al interior.
  3. Utilizar diferentes cuchillos para cortar la carne cruda y la cocida para no arrastrar bacterias de una a otra.
  4. Evitar el contacto de la carne cruda con otros alimentos; tener en cuenta cómo se disponen dentro de la heladera.
  5. Consumir la leche y derivados correctamente pasteurizados y conservarlos en la heladera.
  6. No consumir jugos de frutas envasados que no sean pasteurizados.
  7. Lavar cuidadosamente frutas y verduras.
  8. Asegurar la correcta higiene de las manos (deben lavarse con agua y jabón) antes de procesar los alimentos.
  9. Lavarse las manos con agua y jabón luego de ir al baño.
  10. Concurrir a piletas de natación habilitadas para tal fin.
  11. Se sugiere que los menores de dos años no ingieran “comidas rápidas”.
  12. Respetar la prohibición de no bañarse en aguas contaminadas.
  13. Consumir agua potable, ante la duda hervirla.

 

Dr. Sciarrota, Juan
Servicio de Pediatría
Sanatorio Mater Dei