Noticias/Novedades

Vitaminas y minerales

Las vitaminas y minerales son micronutrientes que se encargan de regular la absorción de hidratos de carbono, proteínas y grasas, obteniéndose a través de una alimentación saludable y equilibrada.

Su rol es esencial para el correcto crecimiento y desarrollo del organismo ya que participan en la construcción de células, tejidos y órganos.  Además debemos  suministrarlas a través de la alimentación debido a que nuestro organismo no puede sintetizarlas.

Según la solubilidad, las vitaminas pueden dividirse en dos grandes grupos: liposolubles e hidrosolubles:

Las vitaminas liposolubles: son aquellas que se disuelven en grasas y aceites, como la vitamina A o retinina, la vitamina D o calciferol, la vitamina E o tocoferol y la vitamina K.

Las vitaminas hidrosolubles: son aquellas que se disuelven en agua. Están compuestas por vitaminas del grupo B (B1, B2, B3, B5, B6 y B12, el ácido fólico y la Biotina) y vitaminas del grupo C.

¿Dónde las encontramos?

Para poder identificar en que alimentos podemos encontrarlas les compartimos la rueda vitamínica que nos permite conocer a través de distintos colores cuales son los alimentos fuentes de vitaminas.

  

¿Cuáles son sus funciones?

¿Por qué debo consumirlas?

  • Nos hidratan: la mayoría de las frutas y verduras son ricas en agua, ya  que ayudan a nuestro organismo a mantenerse hidratados. También  favorecen y facilitan la eliminación de toxinas y desechos del organismo.
  • Son antioxidantes: sus propiedades antioxidantes protegen al organismo de los radicales libres que buscan dañar las células por lo que evitan enfermedades degenerativas y el envejecimiento prematuro.
  • Aportan fibra: la fibra es un nutriente fundamental para el sistema digestivo y favorece sus procesos, su consumo ayuda a regular la función intestinal, evitando el estreñimiento.  Se recomienda el consumo ya que ayuda a prevenir y tratar enfermedades como la diabetes y la obesidad.
  • Bajas en grasa: tanto las frutas como las verduras son muy bajas en grasas y quienes las contienen, aportan grasas saludables que lejos de perjudicar al organismo le favorecen.
  • Calman la ansiedad: las frutas son las mejores aliadas para consumirlas en esos momentos cuando el organismo nos pide algo dulce y rico y que a la vez sea saludable. Al consumirlas enteras y con cáscara nos brindan mayor saciedad.

 

Lic. Valeria Ohaco
Lic. Derrico Romina
Servicio de Nutrición