Noticias/Novedades

16/03

Día mundial del Sueño

Todos los 16 de Marzo se celebra el Día Mundial del Sueño. El buen dormir y un sueño saludable son imprescindibles para mantener un buen estado de salud. Nuestro cuerpo necesita recuperarse del estrés y la actividad del día por la noche.

Los problemas del sueño pueden afectarnos tanto a nivel físico como emocional, en el ámbito laboral o en nuestras relaciones sociales. Por ello es fundamental recordar el valor de un buen descanos, no sólo un día al año, sino todos los días.

Los trastornos del sueño están claramente relacionados con los cambios de humor, trastornos cognitivos y accidentes de tránsito.

Algunos trastornos del sueño son:

  • El insomnio que consiste tanto en la  dificultad para conciliar el sueño como para mantenerlo a lo largo de la noche.

  • Los trastornos respiratorios como la apnea e hipopnea, que frecuentemente se asocian a ronquidos.

  • La hipersomnia, que se refiere a la somnolencia o adormecimiento excesivo, que pueden ser parte de una enfermedad subyacente o de hábitos del dormir no saludables.

  • Las parasomnias, que son trastornos de conducta durante el sueño, asociados a episodios breves o parciales de despertar. Un ejemplo es el sonambulismo -más frecuente en niños- o el trastorno del comportamiento del sueño REM (el sueño REM es una etapa del sueño donde hay movimientos oculares rápidos, el tono muscular está reducido en todo el cuerpo y existe propensión a soñar) donde hay un comportamiento motor complejo propio de la actuación de sueños.

¿Qué podemos hacer para mejorar la calidad del sueño?

  • Poner un horario fijo para dormir.

  • No consumir estimulantes como café, té o refrescos con cola al atardecer.

  • Bajar la intensidad de las tareas antes de ir a la cama y dejar para el final lo más monótono.

  • No ver programas de televisión que sean estimulantes.

  • No tener en la habitación una alta temperatura, lo ideal es entre 18 y 22 °C.

  • No comer, trabajar, usar el celular ni ver televisión en la cama.

 

En caso que los síntomas se prolonguen por semanas, a pesar de haber iniciado los hábitos sugeridos, lo más recomendable es realizar una consulta con un especialista y, eventualmente, hacer los estudios necesarios tales como una Polisomnografía.

 
Dra. Romina Díaz
Dra. María Martha Esnaola
Neurología
Sanatorio Mater Dei