Noticias/Novedades

¿Cómo evitar la contaminación cruzada en alimentos?

Los buenos hábitos a la hora de elaborar o conservar comida son una buena forma de prevenir las enfermedades transmitidas por alimentos.
En las ETA (Enfermedades Transmitidas por Alimentos) los alimentos actúan como vehículo de transmisión de gérmenes y toxinas. Estas patologías se originan en la producción, el transporte, el almacenamiento y la manipulación de los alimentos.

En las personas sanas, pueden generar enfermedades pasajeras. Pero en algunos casos pueden llegar a ser muy severas, dejar secuelas o incluso provocar la muerte en personas susceptibles como los niños, las personas de tercera edad, las mujeres embarazadas y personas con enfermedades crónicas.

LA CONTAMINACION CRUZADA:

No es otra cosa que la transferencia de gérmenes peligrosos y sus toxinas de un alimento a otro.

Las bacterias que generalmente se encuentran en los alimentos son eliminadas en su mayoría durante el lavado o la cocción (por ej. las frutas y verduras). Sin embargo, las bacterias pueden pasar de un alimento a otro por contacto directo entre ellos o sus jugos, o a través de las manos de las personas que los manipulan; los utensilios que se usan durante la preparación (tablas de picar, cuchillos); o las superficies con las que entran en contacto (mesas, mesadas y alacenas).

Por ejemplo, si cortamos la lechuga lavada para la ensalada en una tabla donde antes habíamos cortamos carne cruda, es probable que se contamine con las bacterias que quedaron.

Por esta razón es fundamental el cuidado de la higiene personal y el lavado de manos frecuente con agua y jabón sobre todo al manipular alimentos.

Es importante mantener las mesadas y los utensilios limpios y poder contar con tablas de picar diferenciadas: una para los alimentos crudos (carnes, pescados y aves) y otra para aquellos alimentos que están listos para consumir (carnes cocidas, frutas, verduras lavadas, verduras cocidas, etc.).

En la preparación de los mismos hay que asegurarse de que las carnes estén bien cocidas. En el caso de los vegetales, que estén bien lavados. Finalmente, consumir lácteos pasteurizados y lavar los vegetales con agua potable.

ALGUNOS CONSEJOS PARA EVITAR LA CONTAMINACIÓN DE LOS ALIMENTOS:

  • Separar las carnes crudas de los alimentos cocidos o listos para consumir.
  • Colocar las carnes crudas en recipientes cerrados, en la parte inferior de la heladera para evitar el goteo de fluidos contaminados sobre otros alimentos.
  • Lavar siempre las manos con agua y jabón antes de empezar a cocinar, entre la manipulación de los alimentos crudos y aquellos cocidos o listos para consumir, y luego de ir al baño.
  • Al realizar las compras, guardar carnes, aves y pescados en bolsas separadas del resto de los alimentos.
  • Elegirlos a último momento, antes de finalizar las compras.
  • Usar recipientes y utensilios diferentes (fuentes, cuchillos y tablas de cortar) cuando se manipulan alimentos crudos y cocidos, o bien, lavarlos minuciosamente entre uso y uso con lavandina.
  • Mantener todas las superficies, vajilla y utensilios limpios.
  • Cocinar bien los alimentos, a una temperatura superior a los 75ºC en el centro de la misma o hasta quede de color marrón.
  • No dejar alimentos a temperatura ambiente, refrigerarlos o bien congelarlos.
  • No volver a congelar alimentos más de una vez. Una vez descongelado se debe utilizar o bien, se puede cocinar y luego volver a frezar.
  • No descongelar alimentos a temperatura ambiente, al hacerlo pasar los alimentos congelados al refrigerador, tener en cuenta que este procedimiento demora dependiendo del tamaño de la porción 48 hs aprox.
  • Planificar el menú con antelación.

 

Lic. Valeria Ohaco
Lic. D’Errico Romina
Servicio de Nutrición
Sanatorio Mater Dei