Noticias/Novedades

Bronquiolitis ¿Qué debemos hacer?

La bronquiolitis es una infección respiratoria aguda que afecta a los niños más pequeños, especialmente menores de 2 años. Presenta mayor incidencia en los meses de otoño e invierno y generalmente está causada por virus.

¿En qué Consiste?

Consiste en la inflamación de las vías aéreas más pequeñas, los bronquiolos. Estos se inflaman y obstruyen, generando dificultad para respirar.  Los síntomas pueden durar entre 7 y 10 días.

¿Cómo se contagia?

Se transmite a través de gotitas del fluido de la nariz o boca generadas al toser o estornudar o por el contacto directo de las manos contaminadas con secreciones.

¿Cuáles son los síntomas?

  • Mucosidad o congestión nasal
  • Tos.
  • Eventualmente fiebre baja.
  • Respiración acelerada.
  • Respiración ruidosa y silbido en el pecho.

¿Qué hacer cuando sospechamos Bronquiolitis?

Debe consultar al médico. De acuerdo a los síntomas del niño, el tratamiento será en el domicilio o en internación. 

¿Cuándo se debe consultar/reconsultar en forma urgente?

Aunque suele tratarse de una enfermedad leve, hay síntomas de gravedad que deberán alertar a la consulta en forma inmediata, tales como:

  • Pausas al respirar (apneas).
  • Color azulado en labios o punta de dedos.
  • Somnolencia mayor a la habitual.
  • Dificultad marcada para la alimentación o para dormir.
  • Vomita todo lo que come o rechaza los líquidos.
  • Respiración muy acelerada y con silbidos en el pecho.
  • Respiración dificultosa: se le marcan las costillas y mueve mucho el abdomen.
  • Falta de respuesta a los tratamientos dados por el médico.

Prevención:

Si bien no hay vacunas, hay medidas que pueden disminuir el contagio:

  • Evitar el contacto con personas resfriadas.
  • Controles pediátricos y vacunación al día.
  • Mantener la lactancia materna.
  • Lavarse las manos antes de manipular al niño.
  • Evitar el hacinamiento y ventilar a diario el ambiente.
  • Evitar el humo del cigarrillo, braseros y saumerios.

¿Cuál es el tratamiento?

Además de lo recomendado por su médico, se deberá:

  • Mantener la alimentación especialmente la lactancia materna.
  • Si respira muy rápido ofrezca el alimento y líquido en pequeñas cantidades. 
  • En caso de fiebre use el antitérmico que le recomendó el médico.
  • Limpie la mucosidad de la nariz.
  • Mantenga al niño en posición semi-sentada.
  • No se recomienda el uso de antibióticos, jarabe para la tos, descongestivos o tes caseros.

Ante cualquier duda no deje de consultar con su pediatra o con el servicio de emergencias.

 

Mariano Farina
Médico pediatra
Coordinador de pediatría Servicio de emergencias
Sanatorio Mater Dei.