Noticias/Novedades

24 de Enero de 2018

Alimentación Saludable en Verano

¿Qué alimentos debo consumir?

Como primera medida resulta fundamental no cambiar la estructura de la dieta por más que sea verano.

Hay que respetar una alimentación balanceada y equilibrada.

Algo que debemos tener en cuenta es que, debido al calor, tenemos mayores posibilidades de deshidratarnos. Por ello es recomendable beber una mayor cantidad de líquido, y priorizar el consumo de alimentos frescos, en particular verduras y frutas, ya que son ricas en agua, vitaminas y minerales, y sirven para rehidratarse.

Sin embargo, los alimentos básicos como los cereales, lácteos, carnes y aceites no deben eliminarse de la dieta. Cada uno de ellos aporta un componente primordial para una buena nutrición, ya sea calcio, hierro, o proteínas, y no se debe descuidar ningún aspecto.

 

¿Qué tipo de comidas debo evitar?

Es recomendable evitar las grasas, y en lo posible elegir quesos y cortes magros de carne. Por otro lado, se aconseja que todos aquellos alimentos enlatados sean ingeridos eventualmente, es decir, que se consideren como algo “extra” en la dieta.

Para lograrlo es aconsejable planificar un menú semanal, y en base a ello realizar las compras. De este modo se puede diagramar una dieta variada, evitando comer siempre lo mismo, y aumentando la cantidad de alimentos frescos. Otro aspecto clave es comprar todo aquello que necesite heladera al final del recorrido, evitando de este modo que pierda la cadena de frío.

 

¿Cómo debo conservar correctamente los alimentos?

Todo lo que se consumió se debe conservar en la heladera, en recipientes tapados. Es importante que lo que ya está cocido vaya en los estantes superiores, mientras que lo crudo debe colocarse en los inferiores. Por ejemplo, arroz cocido arriba y carne cruda abajo. De este modo evitamos que se desprenda cualquier tipo de residuos, y afecte lo que ya está cocido. Otro aspecto a considerar es que no se debe guardar ningún tipo de alimento en el horno o a temperatura ambiente.

Si recaliento una comida guardada en la heladera, deberá ser solamente la porción que vaya a comer, ya que no se deben calentar más de una vez las preparaciones. Si lo que se recalentó no fue utilizado, es preferible desecharlo.

Ingerir alimentos que han perdido la cadena de frio puede ocasionar gastroenteritis, lo cual resulta más peligroso en grupos vulnerables como niños y ancianos.

 

¿Qué recaudos debo tomar al momento de preparar la comida?

Es primordial lavarse las manos antes de cocinar, así como también limpiar con agua potable todo lo que se vaya a comer crudo.
No se deben utilizar los mismos cuchillos ni las mismas tablas para cortar alimentos crudos y cocidos, ya que pueden transmitirse bacterias mediante estos utensilios.

 

Tips de alimentación para la playa

  •  Realizar las cuatro comidas diarias: Desayuno, Almuerzo, Merienda y Cena. Es importante no saltear comidas para mantenernos saludables durante el verano.
  • Tratar de llevar adelante una dieta variada, no comer todos los días sándwich.
  • En caso de querer comer sándwich, variar el contenido, no deben estar siempre hechos con fiambre, se puede intercalar pollo, carne fría, huevo, lechuga, tomate, entre otros. También es aconsejable reducir la cantidad de pan, utilizando rodajas finas.
  • Llevar la comida en una conservadora, y estar seguros de que mantiene la temperatura. Es desaconsejable que los alimentos pierdan la cadena de frío.
  • Llevar yogures, frutas, o armar recipientes herméticos con ensaladas individuales.
  • Una buena opción es elegir los licuados de frutas que ofrecen habitualmente en la playa.
  •  No olvides realizar actividad física diariamente, puedes aprovechar para realizar caminatas, andar en bicicleta, jugar al vóley o al futbol.
  • Aprovecha las vacaciones para descansar, disfrutar y fomentar la unión familiar.

Área de Alimentación
Sanatorio Mater Dei

 

…Los he enviado como herederos de un gran pasado, como portadores de un gran presente, pero también como constructores de un gran futuro… (P.J. Kentenich)