Noticias/Novedades

31 de Mayo, Día mundial sin tabaco

El 31 de mayo de cada año, se celebra el Día Mundial Sin Tabaco con el fin de poner de relieve los riesgos asociados con el tabaquismo.

En el humo de tabaco hay más de 4000 productos químicos conocidos, de los cuales por lo menos 250 son nocivos para la salud humana y unos 50 son cancerígenos.

El consumo de tabaco acarrea consecuencias devastadoras no solo de índole sanitaria, sino también social, medioambiental y económica.

Cada año, entre 6 y 7 millones de personas en el mundo fallecen como consecuencia del consumo de tabaco. En Argentina esta cifra asciende a más de 40.000 personas.

El tabaco mata prematuramente. Los consumidores pierden un promedio de 15 años de vida. Cerca de la mitad de los fumadores fallecerán por causas relacionadas con este producto, ya que es factor de riesgo para seis de las ocho principales causas de muerte a través del cáncer, la enfermedad cardiovascular y las enfermedades respiratorias crónicas.

 

TABACO Y ADICCION

La principal sustancia responsable de la adicción al tabaco es la nicotina, y los cigarrillos son sumamente eficientes para suministrarla. Cada vez que se inhala, esta llega rápidamente al cerebro generando dependencia por un mecanismo similar al de la adicción a drogas fuertes como la cocaína y la heroína.

El consumo de tabaco genera tres formas de dependencia:

Física: provocada directamente por la nicotina, responsable del síndrome de abstinencia.

Psicológica: el hábito de fumar se ha convertido en una compañía en diferentes situaciones, y parece imposible cambiar esta relación.

Social: el fumar sigue siendo un acto social, se hace en grupos, en reuniones con amigos, y entre los adolescentes tiene muchas veces un significado de rebeldía y de madurez.

Nota: La mitad de los jóvenes que prueban un cigarrillo se convertirán en adictos a la nicotina. Por esto es tan importante hacer hincapié en que los jóvenes no empiecen a fumar.

 

¿CUÁLES SON SUS EFECTOS EN LA SALUD?

El tabaquismo daña a todo el organismo. Las partes más afectadas suelen ser aquellas por donde ingresa el humo, por donde se despiden los tóxicos introducidos, y las arterias.

Ejemplos de afecciones vinculadas a fumar:

• Falta de aire, enfermedades respiratorias crónicas, EPOC.

• Cáncer de: pulmón, boca, laringe, páncreas, riñón, vejiga y muchos otros.

• Infarto de corazón, infarto cerebral (ACV) y otros.

• Trastornos de la fertilidad.

• Trastorno de las encías, mayor número de caries y pérdida de dientes.

• Partos prematuros, trastornos de la placenta, recién nacidos con bajo peso.

• Dolores de cabeza, sensación de embotamiento, menor rendimiento intelectual y cansancio por intoxicación crónica con monóxido de carbono.

• Alteración del olfato y el gusto.

Existen además, algunas situaciones que aumentan el riesgo de daño del tabaquismo, como la cantidad de cigarrillos y los años que se lleva como fumador, padecer otros factores de riesgo cardiovascular (como Diabetes, hipertensión, colesterol elevado, sedentarismo y obesidad), tener una alimentación desorganizada o poco variada y alta ingesta de alcohol.

 

RAZONES PARA DEJAR DE FUMAR

Toda la carga de enfermedad, invalidez y muerte que puede producir el tabaco, SOLO SE DETIENE AL DEJAR DEFINITIVA Y COMPLETAMENTE DE FUMAR.

PARA TENER EN CUENTA...

Las personas que dejan de fumar antes de los 30 años pueden llegar a revertir totalmente los riesgos y quienes dejan en la década de los 40, ganan en promedio 10 años de vida.

Además, al dejar de fumar:

- Mejorará la piel, no tendrá más aliento a tabaco ni ese olor en la ropa y en el pelo.

- Ahorrará dinero.

- Se sentirá fuerte por haberle ganado a una adicción.

- No tendrá que separarse de los demás para salir a fumar.

- Ganará calidad de vida.

- Respirara mejor, mejorará su resistencia ante el ejercicio y las actividades de la vida diaria.

 

TRATAMIENTO

El cigarrillo es un producto altamente adictivo, por lo cual muchas personas requieren varios intentos antes de poder dejarlo definitivamente.

El tratamiento de la adicción al tabaco se basa en 2 pilares:

1.  El acompañamiento y ayuda para incorporar estrategias útiles (ver manuales de autoayuda en: http://www.msal.gob.ar/tabaco/index.php/informacion-para-ciudadanos/como-dejar-de-fumar/manuales-de-autoayuda)

2.  Fármacos. Estos pueden ser suplementos de nicotina a través de chicles o parches, u otros medicamentos que ayudan a superar la adicción, que en caso de ser necesario se los prescribirá su médico.

SINDROME DE ABSTINENCIA

Aparece a las pocas horas de dejar de fumar e incluye: irritabilidad, somnolencia, fatiga, dificultad para concentrarse, trastornos del sueño, aumento de peso, urgencia de fumar. La mayoría de estos síntomas alcanzan su máxima intensidad entre 24 a 48 horas luego del último cigarrillo y van disminuyendo lentamente en un período de 2 a 4 semanas. Cada persona experimentara distinta intensidad de síntomas, dependiendo del grado de adicción y  del tratamiento instaurado.

CIGARRILLOS ELECTRONICOS

En Argentina la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) prohibió la comercialización de ese producto en el país en el año 2011. Esto se debe a que no existe evidencia suficiente para concluir que sean una ayuda eficaz para dejar de fumar, al tiempo que tampoco hay pruebas suficientes que determinen que son seguros para el consumo humano.

http://www.anmat.gov.ar/comunicados/Cigarrillo_Electronico_01-11-16.pdf

TABAQUISMO PASIVO

El tabaquismo pasivo es la exposición el humo ambiental de tabaco que sufren las personas que no son fumadoras.

Cuando se fuma en un ambiente cerrado las sustancias del humo ambiental de tabaco quedan en suspensión y permanecen por muchas horas e incluso días o semanas. Ventilar abriendo puertas y ventanas no es suficiente. Al ventilar el humo y el olor se van pero las sustancias quedan en suspensión, pegadas a cortinados, muebles, alfombras, la ropa y el cabello.

¿Cómo afecta el humo a la salud del fumador pasivo?

El tabaquismo pasivo es causa de graves enfermedades, entre ellas la cardiopatía coronaria y el cáncer de pulmón, en el adulto; otitis a repetición, alergias y trastornos del aprendizaje y conducta en los niños; de síndrome de muerte súbita en el lactante, y de bajo peso al nacer en el feto. Además El fumador pasivo puede sufrir: irritación en los ojos, tos y espasmos bronquiales.

Ante cualquier duda, no deje de consultar con su médico de cabecera sobre la mejor estrategia para usted para dejar de fumar.

 

Esteban Perazzo, Médico clínico M.N. 128.910

Jefe de Emergencias, Sanatorio Mater Dei.