Noticias & Novedades

Sanatorio Mater Dei

El día mundial del asma se conmemora por primera vez en el año 1998.

Tiene lugar el primer martes del mes de mayo, cada año, auspiciado por la Global Initiative For Asthma (GINA). Se trata de una iniciativa para concientizar a la población de las cargas que supone esta enfermedad a quien la padece, la posibilidad de tener control de sus síntomas y llevar una vida activa, saludable, sin limitaciones, ni estigmas.

Desde el año 2008 el lema ha sido “puedes controlar tu asma” con el objetivo de estimular a nuestros pacientes a ser parte activa en el tratamiento y control de su enfermedad. Este año se introduce un nuevo lema: “Nunca demasiado pronto, nunca demasiado tarde”. Siempre estamos a tiempo para tratar sus síntomas y disfrutar de una vida plena.

El asma es la enfermedad crónica más frecuente en la infancia y, debido a los elevados índices de consultas a servicios de emergencia, hospitalizaciones y ausentismo escolar, se la considera como la principal causa de morbilidad pediátrica. Es una enfermedad frecuente, potencialmente grave, controlable, pero no curable.

A nivel mundial, se estima que existen, aproximadamente, 300.000.000 de personas con asma, con la mayor prevalencia en edad pediátrica.

El asma no controlada afecta la calidad de vida; es una de las causas más frecuentes de ausentismo escolar y laboral, así como de restricciones en la actividad física.

Se trata de una enfermedad heterogénea caracterizada por inflamación crónica de las vías aéreas. Se define sobre la base de los antecedentes de síntomas respiratorios, como: sibilancias, dificultad para respirar, opresión en el pecho y tos, que varían con el tiempo y en intensidad. Dichos síntomas están asociados a una limitación variable del flujo aéreo espiratorio (dificultad espiratoria), que puede revertirse en forma espontánea, total o parcialmente, o por la acción de drogas broncodilatadoras.

La sintomatología puede desencadenarse y/o empeorar ante factores, tales como infecciones virales, alérgenos, humo de tabaco, irritantes químicos, ejercicio, risa, situaciones emocionales y estrés.

En pediatría, el diagnóstico del asma bronquial es esencialmente clínico y se basa en la identificación de niños con una “historia clínica característica” y su conocimiento a través del seguimiento. Antecedentes familiares, obstrucción bronquial recurrente, mejoría marcada de los síntomas tras la administración de drogas broncodilatadoras, episodios fuera de la temporada invernal, no asociados a cuadros virales, por ejemplo.

La coexistencia con otras enfermedades, como eczema y rinitis alérgica, afecta también la calidad de vida de estos niños, y puede dificultar el manejo del asma, por lo que es necesario identificarlas y tratarlas.

Por lo general, la familia refiere y jerarquiza los episodios relacionados con las exacerbaciones (crisis) y desestima los síntomas diarios de presentación habitual, como, tos nocturna, con o sin interrupción del sueño, síntomas ante la risa o el ejercicio, o sibilancias ocasionales con escaso impacto en las actividades diarias.

Para evitar la subestimación de los síntomas por parte del paciente, las familias y los médicos, contamos con la posibilidad de la medición objetiva.

Las Pruebas de función pulmonar pueden ser utilizadas para confirmar el diagnóstico de asma, controlar la evolución de la enfermedad y evaluar su respuesta al tratamiento. La mayoría de los niños mayores de 5 años son capaces de realizar pruebas convencionales, como la espirometría con curva flujo-volumen y pruebas post administración de bronco dilatadores.

El calibre de la vía aérea del paciente con asma puede encontrarse completamente normal hasta gravemente disminuido en diferentes momentos. Esta variabilidad es más marcada en pacientes que no  tienen control de su enfermedad y suele mejorar con el tratamiento.

La presencia de obstrucción bronquial reversible con broncodilatadores en la espirometría refuerza así el diagnóstico de asma.

 

Estrategias terapéuticas:

  • Conformar un equipo “paciente-familia-médico”.
  • Evitar los factores desencadenantes o de control ambiental.
  • Evaluar y monitorear la gravedad del asma con mediciones objetivas de la función pulmonar.
  • Explicar el plan de tratamiento preventivo y pasos a seguir en  las crisis. Las indicaciones deben ser claras, propiciando una buena adherencia al tratamiento.
  • Realizar un adecuado seguimiento.

 

Preguntas frecuentes.

  • Práctica de deportes: se recomiendan todas las actividades físicas con realización de precalentamiento con carreras cortas y descansos de entre 5 y 10 minutos, y en lo posible inspirar el aire por la nariz, para humidificar y calentar el aire.

El niño con asma puede practicar y triunfar en cualquier deporte.

La natación no posee acción terapéutica específica en niños con asma y, en el caso de las piscinas cubiertas, se debe evaluar el impacto que potencialmente pueda provocar el aire inhalado con altas concentraciones de hipoclorito de sodio en estos niños.

  • Tabaquismo: la prohibición de fumar todo tipo de sustancia en todos los ámbitos debe ser absoluta. Ni adentro, ni fuera de la casa.
  • Temores a las drogas prescritas. Efectos colaterales. Rechazo a la administración crónica de medicación:

Si bien los corticoides inhalados son considerados, en la actualidad, como la primera línea en el tratamiento del asma, pueden producir efectos adversos locales y/o sistémicos. Entre los locales, se puede enumerar la candidiasis orofaríngea, la disfonía y la tos por irritación de la vía aérea.

Estos efectos secundarios pueden ser prevenidos mediante el uso de  aero-cámaras valvuladas y el hábito de enjuagar la boca luego de la inhalación. Esta modalidad de administración permite, también, disminuir el depósito oral y el riesgo de efectos colaterales sistémicos.

Con respecto al crecimiento, en los últimos años, diferentes publicaciones evidencian un retraso de la velocidad de crecimiento durante el primer año de tratamiento, independientemente del corticoide empleado. El efecto se minimiza a lo largo del tiempo y no se han demostrado modificaciones en la talla final en la edad adulta.

  • Tiene que hacer el tratamiento toda la vida? El asma tiene como característica la variabilidad, como se comentó anteriormente. El paciente puede presentar periodos o intervalos, a veces más cortos, a veces más largos, libres de síntomas o presentarlos en forma intermitente, y no requerir tratamiento de mantenimiento a lo largo de ese tiempo.

 

Conclusión:

Un control adecuado del asma bronquial se puede alcanzar en la gran mayoría de los pacientes. Los esquemas terapéuticos no son estáticos;  deben adecuarse en forma dinámica.

Para obtener buenos resultados, es fundamental, comprender las indicaciones, cumplirlas y no quedarse con dudas en la consulta. Por supuesto que pueden surgir luego, pues bien, exponerlas o bien anotarlas para el próximo control.

La reducción de la  inflamación a través de un tratamiento preventivo o de mantenimiento se expresa en una mejor calidad de vida.

Ante cualquier duda, no deje de consultar.

 

Dr. Gabriel Cracovski.

Pediatra Neumólogo.

Tel. 4809 5533

www.sanatoriomaterdei.com.ar

El Sarampion es una enfermedad viral aguda, potencialmente grave, transmisible Read more

La evaluación del crecimiento físico de un niño es una parte importante del control pediátrico. Tiene utilidad para evaluar la salud general infantil, el impacto de las enfermedades y otros factores medioambientales sobre su desarrollo.

El crecimiento es el resultado de la interacción entre el programa genético de cada individuo y su medio ambiente (salud, nutrición, grupo familiar, etc.)

¿Por qué usamos curvas de crecimiento?

Las curvas que habitualmente se utilizan son: peso, talla (estatura) y circunferencia craneana (perímetro craneal).

Al graficar el crecimiento de un niño en una curva podemos observar si está siguiendo el patrón esperado para su edad y género (es diferente el crecimiento de varones y mujeres).

Por ejemplo si una niña a los 8 años de edad mide 120 cm de estatura, corresponde con respecto a las tablas a un percentilo 25. Ello significa que de un grupo de 100 nenas de la misma edad y si las ordenamos de menos a mayor, 24 van a ser más bajas y 75 van a ser más altas.

Los valores normales de las curvas se encuentran entre el percentil 3 y el 97, desde ya en el ejemplo anterior esta niña está en valores normales.

Así también, como ejemplo de una medición que nos oriente a un problema de salud, podemos decir que un bebé de 3 meses que tiene un perímetro cefálico de 44.3 cm, se encuentra por encima del percentilo 97, podría corresponder a un macrocraneo familiar, o a un problema de salud.

¿Qué es un percentilo?

Es un punto en una distribución de frecuencia que ubica un porcentaje dado de individuos, por debajo o por encima de él.

El peso es la variable que puede cambiar con más facilidad, así si un lactante presenta una neumonía puede disminuir de peso y al curarse recuperar el mismo.

La talla y el perímetro cefálico son medidas que de estar alteradas implican un problema más serio. Por ejemplo, un niño que durante un intervalo de tiempo detiene su crecimiento en estatura o está por debajo del esperado,  puede presentar un cuadro de mayor riesgo.

Por otra parte después de los 2 años de edad utilizando los datos de peso y estatura, se puede calcular el índice de masa corporal (IMC). Este índice correlacionándolo con las tablas correspondientes indica si el niño está adelgazado o bien tiene sobrepeso u obesidad.

Finalmente, la valoración con los gráficos del crecimiento  constituyen una guía para que el médico pueda valorar mejor al niño, pero no prescinden de su criterio clínico para tomar las conductas adecuadas.

 

Servicio de Pediatría
Sanatorio Mater Dei
Teléfono 4809 5555

Desde el mes de Marzo contamos en el Sanatorio con una herramienta nueva para la recepción de recién nacidos de alto riesgo. Resuscitaire es el acompañante ideal para los partos. Combina una plataforma de terapia de calentado con los componentes necesarios para los procesos de emergencia clínica y resucitación.

Viene integrado con un módulo de calentamiento de sílice de cuarzo, el cual proporciona una calefacción homogénea y completa.

Lo más destacado de esta estación de recepción de neonatos es su módulo de Autobreath,  el cual le permite llevar a cabo el proceso de resucitación con las manos libres. Solo se tiene que establecer los valores de frecuencia de respiración por minuto, FIO2, PEEP y de alivio de presión.

Esta nueva modalidad de atención combina dos elementos indispensables en atención de aquellos pacientes que requieren reanimación, ya que permite al personal permanecer con las manos libres.

 

Servicio de Neonatología
Sanatorio Mater Dei
4809 5555

 

El P. Kentenich definió su Obra como un Movimiento de educadores y de educación, es decir, no sólo como un Movimiento apostólico y espiritual. Dedicó durante más de 50 años de actividad su fuerza creadora casi totalmente al servicio educacional individual y de cada una de las comunidades de su Obra; su ADN lo identifica como un educador carismático.

María lo educó en la escuela de la Alianza de Amor. Se dejó educar por ella, aprendió a educar imitándola, y condujo a todos los que le fueron confiados a esa misma escuela.

“Mi pasión toda, que me acompaña día y noche, es siempre y sólo esta: ¿cómo puedo servir a los míos?”

“Bajo la protección de María, queremos aprender a educarnos a nosotros mismos y hacernos personalidades firmes, libres y sacerdotales”.

Estas fueron unas de las primeras palabras que dirigió el joven sacerdote José Kentenich a los alumnos del seminario de los Padres Pallotinos en Schönstatt que le fueron confiados en su cargo de Director Espiritual. En este programa ya quedaron trazados los rasgos generales de su pedagogía: la necesidad de la autoeducación, la educación bajo la protección de María, y la educación en comunidad.

 

Una pedagogía de ideales:

Una pedagogía que apuesta por lo bueno, por lo positivo, por lo ideal en el hombre. Quiere ayudar a la persona a reconocerse y valorarse en sus capacidades e inquietudes, y a hacerlo desde la perspectiva de su mejor realización posible. Descubrir, abrazar, y dejarse encender por un ideal despierta la magnanimidad y, a su vez, compromete. El alma es capaz de desarrollarse en libertad hacia su plena originalidad.

Es una pedagogía de la identidad.

“Educar es servir desinteresadamente a la singularidad y originalidad de cada uno. Es servir desinteresadamente a la gran idea que Dios ha puesto en cada personalidad, y así servir a Dios mismo. Esta actitud fundamental implica respeto por cada hombre, por cada destino humano”.

Una pedagogía de vinculaciones:

Las vinculaciones pertenecen a lo más profundo de la naturaleza humana; con ellas está relacionada la fuerza pedagógica del amor.

Busca desplegar todo el organismo de vinculaciones -personas, lugares, ideales- que nos ayudan a crecer. Son “ataduras” que nos dan libertad, que no generan una dependencia que esclaviza, sino que regalan amplitud al corazón.

“Los educadores son personas que aman y nunca dejan de amar”.

Una pedagogía de alianza:

Se funda en un pensamiento verdaderamente “católico”, holístico, abarcador, en el que están estrechamente entretejidos lo divino y lo humano, lo inmanente y lo trascendente, la natural y lo sobrenatural.

El P. Kentenich llama a María la “educadora de los pueblos”, y afirma ver aplicado en ella por parte de Dios su propio “sistema educativo”, sistema que dice haber “copiado” a ella. Frente a Dios, el hombre no es objeto de la pedagogía divina sino alguien que coopera con ella como contrayente de alianza.

“La Madre y Reina tres veces Admirable quiere formar y educar a aquellos que se entregan y consagran a ella”.

Una pedagogía de movimiento:

Se trata de un fluir constante de la vida. Apuesta por el desarrollo de procesos, exige y promueve la iniciativa propia, da libertad.

“La educación se trata, en primer lugar, de una asociación constante entre palabra, verdad y valor”.

Pedagogía de confianza:

Parte de la base de que, en el ser humano, lo primero que está presente es lo bueno.

“Deja intencionalmente las riendas sueltas incluso cuando el oleaje se encrespa. Se apoya y confía no sólo en lo bueno que hay en el ser humano y en la ley de las tensiones en la comunidad, sino también en la conducción de Dios a través de la gracia. Tiene por cierto constantemente a la vista la situación, pero se mantiene gustosa en segundo plano y sólo interviene cuando resulta necesario y provechoso”.

“Y cuando sea el momento, doy un paso atrás y dejo que los míos sigan con independencia su camino. Ésta es la mayor gloria de un verdadero educador: que su hijo haya crecido superándolo ampliamente”.

Una palabra: orgánica

Una educación que contempla al hombre y su realidad, sus vínculos, su alma y espíritu, como una totalidad. “Orgánico”: significa verlo todo en relación recíproca; una visión integradora. Para el P. Kentenich, la educación debe llevar a armonizar la teoría y la vida; en este sentido, Schönstatt no quiere educar “eruditos”, sino “maestros de vida”.

El Helicobacter Pylori es una bacteria que actúa en el estómago aumentando la secreción de ácidos y debilitando la mucosa gástrica, produciendo gastritis crónicas, úlceras gástricas y duodenales.

El Test del aliento o aire espirado permite diagnosticar la presencia de  Helicobacter Pylori  en el estómago y es el método gold standard para monitorizar el tratamiento que lo erradica.

Es un método no invasivo, sencillo de realizar y rápido. El paciente sólo debe soplar en un par de tubos.

Puede realizarse en niños (de 5 a 17 años), embarazadas y adultos.

Es un test fiable ya que es de alta sensibilidad y especificidad en el diagnóstico de H. Pylori

 

Para realizarlo solicitar turno en el Servicio de Medicina Nuclear de 8:00 a 19:00 hs

Teléfonos: 4806-0332 –  4809-5534

El monitoreo fetal anteparto (o NST, non stress test) es un estudio que suele pedir el obstetra a una mujer embarazada en las últimas semanas de la gestación. En algunas pacientes se puede comenzar antes, a partir de la semana 33, por ejemplo en diabéticas insulinodependientes, en retardo de crecimiento intrauterino, pacientes anticoaguladas, etc.

A través de dos transductores apoyados en el abdomen, se registran simultáneamente la frecuencia cardíaca fetal, las contracciones y los movimientos fetales. No se hace porque algo anda mal sino para saber como está llegando el bebe al parto, si  la placenta está funcionando bien o si el cordón umbilical puede causar problemas.

El bienestar del bebe se evalúa a través de cambios en su frecuencia cardíaca cuando se mueve o con las contracciones. 

Se pide a la madre que coma algo dulce media hora o quince minutos antes, o un jugo dulce antes de entrar y que no se ponga ninguna crema en el abdomen el día del estudio, para no interferir con las ondas de sonido. Si está tomando algún tranquilizante, postergar la toma hasta la finalización del monitoreo. Normalmente dura unos quince minutos, (no más de cuarenta) y si no se mueve se le hace un poco de ruido para despertarlo. Es bueno llevar ecografías o estudios anteriores porque siempre aportan datos, como la ubicación de la placenta, cantidad de líquido amniótico, etc.

Finalizando, con una buena técnica, observación y experiencia, se pueden detectar arritmias cardíacas, funiculopatías (por ejemplo circular de cordón), taquicardias o bradicardias fetales, contracciones normales y anormales (como polisistolias: más de 3 en 10 minutos), cambios en el tono uterino (hipertonías o fases de relajación prolongadas).

Después de casi 40 años, creo que en cualquier acto médico lo importante es la conjunción del conocimiento y la relación médico-paciente, y el monitoreo tiene esa posibilidad de charlar relajadamente durante un rato, aclarar dudas y miedos, a aprovecharla!

 

Dr. Alvaro Fernadez Vidal
Jefe de servicio
Servicio de Monitoreo Fetal
Turnos: 4809-5533

En los últimos años aumentó notablemente la cantidad de madres que trabajan y su Read more

Jesucristo es el Principio, el Fin y el Centro de la Historia.

El es la definitiva Palabra que Dios ha querido decir a los hombres y El es también la respuesta que Dios -el Creador- quiere escuchar de los hombres -sus creaturas-.

En la Semana Santa, conmemoramos los últimos acontecimientos vividos por Jesús, es decir, las últimas Palabras que Dios ha querido hablar a toda la Humanidad por medio de Su Hijo único y, al mismo tiempo, la respuesta que Jesús da al Padre en nombre de toda la Humanidad: la de su obediencia hasta la muerte. “Padre, que se haga Tu Voluntad!”

Toda la Liturgia de la Iglesia es celebrada “por Cristo, con El y en El”  -como rezamos en cada Misa- y por eso los gestos, los ritos, adquieren un valor eterno, un valor redentor, salvífico. Porque esa es la razón de ser y la obra de Cristo: la redención de los hombres, es decir, volver a instaurar la relación de los hombres  -perdonados en la Cruz- con Dios. Sin Él, sin esa Palabra encarnada que les da vida y valor, los rituales serían una mera “puesta en escena”, sin eficacia alguna para los que los celebramos, serían sólo una conmemoración, un recuerdo.

Cercanos ya a la Semana Santa, la Iglesia nos invita a no quedarnos en el rito, a no saciar nuestra sed innata de religiosidad con la sola ceremonia exterior, a no “entretenernos religiosamente”. Deberíamos participar de las celebraciones de la Iglesia con el ánimo de “meternos” en ellas. Los ritos sagrados de esta Semana, tienen como finalidad llevarnos a contemplar las realidades que ellos quieren significar; ellos quieren ayudarnos a escuchar la Palabra que está detrás, que los sustenta, que les da vida y razón de ser.

Los ritos deben posibilitar que nos encontremos con Jesús! Desde Él escuchar a Dios y con Él responder a Dios.

Estos ritos sagrados son como el vestido que da “visibilidad” a la Palabra eterna, viva: la Palabra de Dios, que en Cristo “se hizo carne y habitó entre nosotros”. Esta Palabra es lo esencial. Por eso es necesario “escuchar el lenguaje de los ritos”, que nos transmiten esa Palabra divina. Y los ritos son necesarios, porque nuestra psicología exige “materia”, no somos seres espirituales, necesitamos de nuestros sentidos – ver, escuchar, tocar, oler, gustar y hablar – para conocer y así, desde este lugar “ritual”, poder responder a Dios, con nuestros rezos y cantos, con nuestra contemplación, con nuestras palabras y nuestro corazón, aprender a “vivir en Cristo” y recibir Su Gracia para vivir coherentemente como “cristianos”, sin separar lo religioso de la vida de todos los días.

Al celebrar la Semana Santa, nos ayude María a saber escuchar y a saber responder a Dios.

Y al final: será la Pascua! Feliz!

Al final de esta Semana Santa y al final de nuestra vida.

 

Ilustración: Monograma griego de Cristo en el centro, con a los costados las letras Alfa y Omega – principio y fin, del alfabeto griego. Obra humana y sostenida por ángeles: la creación visible y la invisible, “todo ha sido creado por medio de Él y para Él” (Col 1,16).