Agotamiento y golpe de calor

El agotamiento por calor es el estadío previo al golpe de calor, reconocerlo nos ayuda a evitar situaciones. Es importante reconocer las alertas tempranas para evitar sus posibles efectos en la salud.



El golpe de calor y el agotamiento por calor son trastornos ocasionados por el aumento de la temperatura del cuerpo como consecuencia de la exposición prolongada a las altas temperaturas y humedad (por encima del 60%-70 % y mayor de 30°C). La temperatura del cuerpo puede alcanzar los 39º C o más.


¿Cuáles son los síntomas?

El agotamiento por calor, es un estadio previo al golpe de calor y hay que reconocerlo para prevenir una situación más grave:

- Sudoración excesiva - Sensación de calor sofocante

- Piel pálida y seca - Sed intensa

- Calambres musculares - Agotamiento, cansancio, debilidad

- Dolores de cabeza - Mareos y vértigo


Cuando el golpe de calor aparece, la situación ya es más grave y amerita una consulta médica inmediata:

- Temperatura del cuerpo mayor a 39° (medida en axila)

- Piel roja, caliente y seca

- Respiración y frecuencia cardíaca elevada

- Dolor palpitante de cabeza

- Alteración del estado mental

- Alteración de conducta (desorientación, delirios, confusión)

- Convulsiones


¿Cómo prevenirlo?

Para evitar estos cuadros es importante informarse a través del sistema de alertas tempranas por olas de calor y salud, del servicio meteorológico Nacional, donde se procura anticipar situaciones meteorológicas extremas y sus posibles efectos en la salud.

Dentro de las medidas generales tener en cuenta:

- Cuidar la hidratación y la alimentación.

- En el caso de lactantes dar el pecho con mayor frecuencia.

- Ofrecer abundante agua y jugos naturales durante todo el día.

- No ingerir bebidas con cafeína, alcohol o azúcar.

- No consumir comidas pesadas.

- Reducir actividad física en los horarios de mayor calor.

- Permanecer en lugares ventilados y frescos.

- Usar ropa de colores claros, liviana y holgada.

- No exponerse al sol directo entre las 10h y 16h.


¿Cómo actuar si ocurre?

Si estamos ante la presencia de síntomas relacionados con el agotamiento debemos:

- Trasladarse a un lugar fresco y ventilado.

- Duchar o mojar todo el cuerpo con agua fresca.

- Administrar o tomar líquidos (no muy fríos).

Ante síntomas de golpe de calor:

Llamar inmediatamente a un servicio de emergencia o llevarlo hasta el centro de salud más cercano. Mientras tanto dar de beber abundante agua (solo si está consiente) y enfriar el cuerpo con agua fría.

Qué NO hacer:

- No administrar medicamentos antifebriles.

- No friccionar la piel con alcohol (causa intoxicación).


Dr. Nicol Turlan

Central de Guardia y Emergencias - 24 hs.

San Martín de Tours 2952