Alimentos para fortalecer el sistema inmunológico

Llevar una alimentación sana y equilibrada es uno de los hábitos más importantes para ayudar a fortalecer nuestras defensas y/o sistema inmune.


Una alimentación sana es el pilar fundamental para proteger y  mantener fuerte nuestro sistema inmune, es decir, la defensa natural de nuestro cuerpo contra las infecciones. Sobre todo en meses de invierno, en tiempos de resfriados y de gripes.


¿En qué consiste una alimentación saludable?

Lo esencial es llevar una alimentación donde predominen principalmente las frutas y las hortalizas de todo tipo y color, ya que son ricas en antioxidantes, vitaminas y minerales. También son una importante fuente de fibra.

De este modo, la alimentación que debemos seguir, debe estar compuesta de algunas reglas básicas, tal como dicen las Guías Alimentarias para la Población Argentina:

  • Un consumo diario de 5 raciones de frutas y verduras, recorda que cuanto más variedad mejor.

  • Cereales integrales, ya que poseen hidratos de carbono complejos, nos aportan fibra, vitaminas y minerales, por otro lado, es aconsejable disminuir las harinas refinadas.

  • Una ración diaria de carnes, preferir cortes magros, o quitarle la grasa visible.

  • No nos olvidemos de las legumbres (porotos, lentejas, garbanzos),  es importante dejarlas en remojo al menos 12 horas, de esta manera podemos aprovechar todos sus nutrientes.

  • El consumo diario de lácteos descremados (quesos, yogures y leche), nos aporta calcio y proteinas.

  • Un huevo por día, nos aporta proteínas y ácidos grados mono y poliinsaturados.

  • Uno de los esenciales básicos de nuestra alimentación debe ser el aceite de oliva, usarlo para condimentar ensaladas o bien, un puñado de frutas secas (almendras, nueces, maní) son fuente de omega 3, ideal para la salud de nuestro corazón.

  • Beber agua mineral, ésta debe ser tu bebida por elección, dejar las gaseosas o bebidas con alcohol para ocasiones especiales.

  • Por otro lado, las carnes procesadas y los alimentos y/o productos procesados deben ser sólo para consumo ocasional, ya que son ricos en grasas saturadas, sodio y azucares. Además poseen conservantes y aditivos, cuyo consumo en exceso puede ese perjudicial para nuestra salud.

  • En cuanto a la sal, es importante no sobrepasar los 5 gramos diarios, tal como indica la OMS (Organización Mundial de la salud), esto equivale a 5 sobrecitos de sal de 1 gr.

  • Y por último, los alimentos ricos en Vit. C, son los cítricos y sus jugos naturales (kiwi, naranja, pomelo), para cubrir su recomendación basta con consumir dos kiwis.

UN ESTILO DE VIDA SALUDABLE.

Además de la alimentación, es fundamental hacer ejercicio físico de forma regular y descansar adecuadamente. Unos 30 minutos de actividad física al día, junto con una dieta sana y un buen descanso es la mejor protección para el sistema inmune.

“No hay una dieta específica para protegerse de los virus, sí existen medidas de protección contra ellos”, para eso es importante seguir las recomendaciones de las autoridades sanitarias, como lavarse las manos, no toser encima de los demás (hacerlo en el codo) y evitar lugares concurridos.

Lic. DErrico Romina

Lic. Ohaco Valeria

Servicio de Nutrición

Sanatorio Mater Dei