Cáncer de próstata: ¿Qué es y cómo lo detectamos?

La próstata es una glándula pequeña con forma de nuez, que tiene funciones reproductivas. El cáncer de próstata es el más común entre la población masculina a nivel mundial.


Muchos tumores crecen lentamente y se limitan solo a esta glándula donde no causan daños graves. De todas formas, también tiene complicaciones que incluyen metástasis, incontinencia, disfunción eréctil, entre otras.


Por estos motivos, es importante reconocer sus síntomas, que incluyen:

• Problemas para orinar

• Disminución en la fuerza del flujo de la orina

• Sangre en la orina

• Sangre en el semen

• Dolor de huesos

• Pérdida de peso sin intentarlo

• Disfunción eréctil


Los factores que aumentan el riesgo de cáncer son los siguientes:

• Edad avanzada: El riesgo de tener cáncer de próstata aumenta con la edad. Es más frecuente después de los 50 años de edad.


• Antecedentes familiares: Si se ha diagnosticado con cáncer de próstata a un familiar cercano, como un padre, hermano o hijo, quizás tu riesgo sea más alto. También, si tenés antecedentes familiares de genes que aumentan el riesgo para cáncer de mama (BRCA1 o BRCA2) o antecedentes familiares significativos de cáncer de mama, tu riesgo para cáncer de próstata quizás sea más alto.


• Obesidad:

Las personas obesas tienen un riesgo más alto de padecer cáncer de próstata, comparadas con las que se considera están dentro de un peso saludable. Incluso, en las personas obesas, es más probable que el cáncer sea más agresivo o que recurra después del tratamiento inicial.


Gracias al diagnóstico temprano y las mejoras en el tratamiento, se ha incrementado la tasa de supervivencia. Junto con el tacto rectal y el estudio del PSA (antígeno prostático específico), la biopsia prostática es fundamental para el diagnóstico temprano del cáncer de próstata.


La biopsia prostática es un procedimiento en el cual se extraen pequeñas muestras de tejido prostático para ser evaluados en el laboratorio en busca de signos de cáncer de próstata. El médico introduce un transductor de ecografía en el recto y a través del mismo la realiza. No es dolorosa porque es realizada bajo sedación anestésica y es un procedimiento ambulatorio que puede salvar vidas.


Si querés hacerte un diagnóstico, consultá con tu urólogo, pedile la orden y solicitá un turno directo con el Servicio de Ecografía llamando por teléfono al 4809-5958 o mandando un e-mail ecografia@smdei.com



Servicio de Ecografía