Como las “alegrías del hogar”: Editorial de las Hermanas de María de Schoenstatt



Con motivo de la llegada de la primavera en este mes, nuestra mirada se recrea con la aparición de los primeros brotes de flores, plantas y árboles que insinúan el reverdecer de la vida. También, la luz del sol despunta más temprano y la fuerza de la naturaleza vuelve a abrazarnos con su tibio aire perfumado.


Las variedades existentes de flores muestran su bello colorido de distintas maneras: algunas se lucen durante el día, cerrándose de noche, y otras se abren al desaparecer la luz y vuelven a juntar sus pétalos con el amanecer. También están aquellas que permanecen florecidas durante todo el año, y conservan su apertura todo el día y noche, como las alegrías del hogar.


Desde la botánica, la explicación es que hay flores más resistentes a los distintos cambios que puedan sufrir, ya sea de temperatura o de tierra.


Las alegrías del hogar son una metáfora de lo que significa el servicio, entendido como entrega de sí mismo a los demás. Es parte de la esencia misma del ser, no algo adherido artificialmente, es una segunda naturaleza. Y el objetivo apunta a proveer un beneficio a los demás, a dar colorido a la vida de otras personas, lo cual redunda en sentimiento de satisfacción propia.


Conquistar la actitud de servicio, significa poner en primer lugar el tú y dejar en segundo plano al yo. En una sociedad marcadamente individualista, el desafío es mostrar la actitud de servicio como algo atractivo y deseable, porque enriquece a la persona que posee esta actitud a la vez que beneficia a otras personas.


En estos días celebramos también un nuevo aniversario de nuestro Sanatorio como Mater Dei, el 15 de septiembre. Qué lindo sería rodear la imagen de María de estas hermosas flores, alegrías del hogar, pero no solo como algo vistoso y agradable, sino como expresión de un esfuerzo sostenido por alcanzar esta actitud. Porque una actitud no es un algo superficial, sino una convicción que atraviesa todo lo que realizamos.


¿Qué tal si con nuestros actos de servicio a los demás, le regalamos muchas alegrías del hogar a nuestra Mater Dei en su aniversario?