Enfermería - Inspirados en el Padre Kentenich

El Padre Kentenich y la enfermería son dos figuras que se reúnen cada día en el trabajo del Sanatorio. El 16 de noviembre celebramos el cumpleaños del fundador de la Obra de Schoenstatt a la que pertenecen las Hermanas de María; y también en noviembre celebramos en la Argentina el Día del Enfermero.



En esta oportunidad los invitamos a preguntarnos cómo las enseñanzas del Padre Kentenich pueden inspirar la labor diaria de tantos enfermeros y enfermeras, dejando una impronta “Mater Dei” en su servicio. En esta nota queremos compartir algunas reflexiones de colaboradores.

1. “Vuelve a nosotros tus ojos misericordiosos. Podrá haber muchas personas que hagan el bien, pero no partiendo de un corazón misericordioso. Vean, los hombres están desamparados y claman por un corazón maternal, por una mirada materna” - P. José Kentenich

Para Leandro Vargas (Docencia en Enfermería) la mirada atenta genera una conexión muy interesante y con mucho sentido. “Si no hay WIFI no podemos hacer muchas cosas. Pasa lo mismo con las personas: los diálogos cambian cuando la mirada lo acompaña” afirma.

2. “Sea usted para muchas personas un indicador de camino, portador de luz y alegría” - P. José Kentenich.

Lorena Flocco (Enfermera) recuerda que para ella el Padre Kentenich representa el amor incondicional a la Mater: “En él y en sus palabras encuentro cada día el ejemplo de atender a los pacientes y tratar a las familias y mis compañeros. Sus enseñanzas son puro amor y ejemplo para mi vida”.

3. “… a todos trata con una delicadeza cristiana, sencilla y natural” - P. José Kentenich

La Hna. M. Rafaela comparte que a la hora de tratar a un paciente piensa que ese enfermo podría ser ella o su familiar más querido: “eso me inspira a tratarlo como se merece”. Además agrega que “el enfermo no eligió estar enfermo pero ella sí eligió la profesión. Eso la inspira a ejercerla lo mejor posible”.

4. “Ten un acertado tacto para saber lo que pide el amor en cada instante. La delicadeza cristiana se distingue por la capacidad de adaptación a las circunstancias del momento” - P. José Kentenich

“Como enfermeros tenemos muchas oportunidades para tener un tiempo exclusivo con el paciente, todos los días cuando golpeamos la puerta de una habitación tenemos a una persona vulnerable frente a nosotros”, reflexiona Leandro. “Es una oportunidad para que mi intervención con él tenga un impacto de bienestar y se sienta cuidado”.

5. “Si sellamos la Alianza de Amor con la Santísima Virgen, ella mantendrá su fidelidad” - P. José Kentenich

“Soy instrumento. Colaboro con la Mater Dei, siempre. Mi tarea es en alianza. Vamos juntas”, comenta la Hna. M. Rafaela.

En este mes pidámosle a nuestra Madre que nos siga acompañando y enseñando a servir como Ella lo hizo, y que por intercesión del Padre Kentenich siga haciendo vivo en el Mater Dei la caridad para con el prójimo que se encuentra necesitado de otro.