Trastornos del desarrollo: ¿qué debemos saber?

El desarrollo es la adquisición progresiva de pautas e hitos en la infancia temprana, que tiene que ver con el aprendizaje del lenguaje, la cognición, la inteligencia, la interacción social y la motricidad. Es un proceso madurativo, continuo y flexible, y hay que evaluarlo todo el tiempo.



Los trastornos del desarrollo son condiciones de un período crónico, en la cual parte del desarrollo es afectada. Pueden existir distintos cuadros, desde leves hasta más severos. Estos ocurren cuando durante el período de gestación de los chicos, ciertas conexiones en el cerebro no se dan de la manera esperada. Es por este motivo que puede haber más predisposición a tener trastornos.


Los trastornos más comunes son:


· Parálisis cerebral.

· Trastorno del lenguaje.

· Retraso madurativo.

· Retraso global del desarrollo.

· Discapacidad intelectual.

· Trastorno de aprendizaje.

· TEA (Trastorno Espectro Autista).

· TDAH (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad)


Vigilancia y pesquisa

Para diagnosticar estos problemas en el desarrollo es fundamental la detección temprana a través de la vigilancia y la pesquisa. La vigilancia es la observación del comportamiento y desarrollo del niño. En este punto, es muy importante el aporte de la familia y el entorno.


Si dentro de la vigilancia se identifica algo similar a algún trastorno del desarrollo, se recomienda la pesquisa, que es una prueba más específica para confirmar la existencia del mismo. Se recomienda hacer a los 9, 18 y 30 meses. En poblaciones de riesgo, cómo son los prematuros, se recomienda hacer una vez por año la pesquisa hasta los 6 años. Estas pruebas son importantes para realizar intervenciones tempranas.


Banderas "rojas" que hay que prestarles atención:

Hay también distintas "banderas rojas" durante el desarrollo: situaciones o comportamientos que aislados pueden no significar nada pero que dentro de un contexto pueden ser indicadores de un trastorno del desarrollo. Por ejemplo:


· El niño no mira a la cara cuando hay interacciones con otras personas.

· Al llamar por el nombre al niño no responde por tener el interés puesto en otra cosa.

· El niño no avanza en las distintas etapas del juego. A ciertas edades, varía el juego. Al principio es exploratorio, llevándose todo a la boca; luego juegos funcionales como mover un auto o hacer ruidos de animales y por último, interacción por ejemplo con muñecos. Al ver poco o nulo avance en las etapas, se considera un llamado de atención.

· El niño no responde bien a factores externos, como objetos mojados, texturas, molestias al cortar el pelo, costura de la ropa, etc.

· El niño quiere hacer algo de manera repetida y no flexibiliza a jugar de otra forma.

· El niño aprende palabras o cosas y después se olvida de ellas.


Preguntas más frecuentes sobre trastornos del desarrollo:

¿Tienen limitada aquellos chicos con TEA la inteligencia?

Al ser un espectro, puede haber niños con capacidad intelectual acorde a la edad, con retraso en el aprendizaje, e incluso con inteligencia superior. La definición del TEA está dada por el funcionamiento social más que por la inteligencia.


¿Un niño con un trastorno en el desarrollo puede ir a una escuela común?

Si pueden. En las escuelas se les da apoyo, y hay acompañantes terapéuticos para estar al lado del chico, ayudar a resolver sus tareas, y apoyar su integración. Están adecuadas a la necesidad de cada niño.


¿Un chico puede ir al jardín si usa pañales?

Sí, todos deberían ir al jardín use o no pañales, hable o no hable.


¿El exceso de TV da autismo?

Si bien es cierto que el TEA tiene una base neurobiológica, son causas prenatales o genéticas la que lo predisponen. Sin embargo, si el ambiente está lleno de distracciones, dificulta las interacciones con el niño, pero esto no significa que puede darle TEA por la TV.


¿Un niño puede llegar a la normalidad con tratamientos?

No se habla nunca de normalidad o anormalidad en ningún niño, sino se habla de estar a la altura de los compañeros de clase. Para esto, hay tratamientos para lograrlo.


¿Va a ser independiente un chico con trastornos en el desarrollo?

Las trayectorias la marca cada chico, y cuando hace estimulación temprana, pueden tener autonomía.


Conocer sobre estos trastornos no simplemente nos ayuda a tu hijo, sino, ayuda a toda tu familia a poder adaptarse a estos desafíos y a brindarle la mejor calidad de vida a todos.


Dra. Gabriela Urinovsky

Servicio de Pediatría SMD