En los últimos años aumentó notablemente la cantidad de madres que trabajan y su necesidad de enviar a sus hijos a jardines maternales.

Los niños que concurren a jardines presentan más riesgo de contraer Otitis media, Rinofaringitis,  Bronquitis, Bronquiolitis  y Gastroenteritis. Los menores de dos años tienen en promedio 6 ó más episodios respiratorios por año y más de 30 días de enfermedad.

Las principales causas del aumento de infecciones en estos niños son las siguientes:

  • Los niños menores de 3 años son más susceptibles a las infecciones.
  • Tienen una alta incidencia en infecciones virales.
  • Se llevan todo a la boca y habitualmente usan pañales.
  • Conviven en lugares cerrados, a veces mal ventilados y muy concurridos.

Normas de prevención de infecciones

  • Los niños deben tener vacunas completas, como así también el personal que trabaja en el jardín maternal.
  • Lavado de manos: Es fundamental para prevenir las infecciones cruzadas (puede reducir hasta un 50% la trasmisión de diarreas). Se recomienda el lavado con agua y jabón y es importante contar con alcohol en gel. No debe utilizarse las mismas piletas para el lavado de manos y las actividades sucias.
  • Cambio de pañales: Se deben desechar en recipientes con tapas y el descarte realizarlos con bolsas. El personal cada vez que cambie pañales se debe lavar las manos antes y después del procedimiento. El cambiador debe limpiarse cada vez que se lo utilice.
  • Preparación de comidas: Debe realizarla personal entrenado, previo lavado de manos, con guantes descartables y en un área no próxima a la del cambio de pañales. Las superficies de preparación deben estar limpias y los utensilios profundamente higienizados antes y después de cada comida.
  • Higiene de la institución: La limpieza debe realizarse con agua, detergente y lavandina (1 parte en 10 de agua). Las camas y cunas deben lavarse por lo menos una vez por semana. Los colchones y la ropa de cama deben ser de uso individual.
  • Los juguetes se deben lavar en forma frecuente y periódica.

Normas de exclusión al ingreso al jardín.

Ante cualquiera de los siguientes síntomas el personal debe contactar con los padres para retirar a los niños hasta aclarar la situación y su mejoría.

  • Fiebre
  • Rash (Brote en la piel)
  • Vómitos y diarrea
  • Rechazo marcado del alimento
  • Irritabilidad con llanto persistente
  • Dificultad para respirar o tos persistente.

 

Servicio de Pediatría
Sanatorio Mater Dei

Write a comment:

*

Your email address will not be published.