Noticias & Novedades

Sanatorio Mater Dei

¿Qué es para nosotros la fe en la Providencia? es una renuncia a la seguridad humana y una confiada entrega a la conducción de un Padre Dios sabio, bondadoso y todopoderoso.

En primer lugar “renunciar a la seguridad” implica dejar de lado el raciocinio, la oscuridad para darle la bienvenida al deseo de Dios en la vida, en la vida del mundo, en nuestra propia vida.

Vivimos en una época en donde no solo se quiere prescindir de la conducción de Dios, sino de la persona misma de Dios, ya no existe ningún Dios. Se ha dejado lado la luz de la fe, la luz de la fe en la Providencia.

Y por otra parte, (la fe en la Providencia significa) entrar en la oscuridad. Nunca deberían decir: “Más allá, no me atrevo a ir”, cuando, por ejemplo, en las deliberaciones no desaparece la cuota de oscuridad que envuelven las decisiones. Por el contrario, hay que decir: “Ahora es cuando empieza a ser eficaz la verdadera fe en la Providencia”.

No en vano hemos utilizado a menudo esta expresión repitiéndola innumerables veces: la fe en la Providencia exige siempre saltos mortales. Saltos mortales para la inteligencia, porque el cálculo nunca vale. Siempre puedo encontrar algún pro y contra.

Saltos mortales para la voluntad, puesto que el entendimiento ya no posee ninguna seguridad reflexiva, terrena, humana. La voluntad debe impulsar un salto mortal para la voluntad sobre todo cuando nuestro Padre Dios, con su conducción y sus designios, nos pone frente a grandes exigencias.

Y donde se requiere un salto mortal tanto para inteligencia como para la voluntad hay que considerar también el salto mortal para el corazón. ¡Cuántas veces lo hemos repetido en la historia de nuestra Familia: lo que queremos subconscientemente es, en el fondo, lo que desea el corazón!

Por lo tanto el providencialismo exige una renuncia a la seguridad humana y por otro ponerse, incondicionalmente, en manos de la conducción divina.

Padre José Kentenich, “Dios presente”.

La ingestión de cuerpos extraños es un accidente muy frecuente en la infancia. La mayoría ocurre en niños entre los seis meses y los tres años de edad.

Esta es una etapa en que los niños tratan de explorar y reconocer objetos, suelen llevarlos a la boca y muchas veces por descuido son ingeridos.

Los objetos más frecuentes ingeridos son: monedas, agujas, imanes, botones, partes de juguetes, alfileres, pilas de botón, etc.

Los objetos pueden alojarse en el tubo digestivo, y de acuerdo a ello dependerán los síntomas que son variables y están en relación a la edad del niño, la naturaleza y la localización del cuerpo extraño.

Los síntomas más comunes son: dificultad y dolor para tragar, salivación, rechazo del alimento, vómitos y tos, pero en casi la mitad de los casos no presentan ningún síntoma.

Muy distinto es el cuadro si el cuerpo extraño se aloja en la vía respiratoria, porque allí los síntomas son más graves (tos, dificultad para respirar, cambio de coloración, etc.).

Ante la presencia de síntomas o la sospecha de ingesta de un cuerpo extraño se debe acudir de forma inmediata a un centro de salud. Allí se identificará y localizará el objeto (radiografía), para determinar la conducta a seguir.

La mayoría de los objetos pasan espontáneamente el tubo digestivo sin atascarse y son eliminados a través de las deposiciones.

Sólo de un 10 a 20% de los casos quedan alojados en el tracto digestivo y pueden causar complicaciones, debiendo ser extraídos por endoscopía y excepcionalmente (1%) por cirugía.

Las baterías o pilas de botón tienen indicación de extracción endoscópica, ya que contienen mercurio, zinc, óxido de plata, litio, y a veces cáusticos que pueden provocar quemaduras y lesiones de la mucosa intestinal.

Finalmente, la recomendación es evitar dejar al alcance de los niños menores de 4 años cualquier tipo de objeto que por su tamaño pequeño pueda ser ingerido.

Servicio de Pediatría.

Sanatorio Mater Dei.

San Martín de Tours 2952.

A partir de la fecha el Sanatorio cuenta en su Servicio de Neonatología con un monitor de función cerebral de última  generación que nos proporciona electroencefalografía por amplitud integrada, herramienta indispensable para evaluar el estado neurológico en los recién nacidos.

Este monitor utiliza señales electroencefalográficas a través de electrodos que se colocan en forma externa sobre el recién nacido, permitiéndonos así supervisar en forma continua la función cerebral del mismo y proporcionándonos información vital de dicha función.

Este aparato está diseñado de tal manera que nos ayuda a anticiparnos a la posibilidad de situaciones desfavorables, permitiéndonos utilizar herramientas terapéuticas previo a que las mismas ocurran en el paciente.

Se puede usar tanto en pacientes con patologías neurológicas crónicas como así también en el manejo de la hipotermia, evento desfavorable que es consecuencia del sufrimiento fetal prenatal.

También nos permite este monitor controlar los ciclos del sueño de los bebes prematuros y así poder elaborar estrategias futuras después del alta del mismo.

Este aparato incorpora un software CFM VIEWER que permite revisar y analizar los datos presentes y pasados archivados en red, permitiendo la transferencia de sesiones y facilitando la gestión de los archivos a una mayor velocidad. Pudiendo inclusive descargarlos a USB para acceder aún sin conexión a la red sanatorial.

Creemos que esta nueva incorporación tecnológica nos beneficiará para la interpretación de patologías neuronales en recién nacidos, acercándonos a  estándares de calidad asistencial y ubicándonos en los primeros niveles  más exigentes de atención neonatal.

Servicio de Neonatología.

Sanatorio Mater Dei.

 

¿Qué es la influenza?

Es una enfermedad respiratoria aguda, altamente contagiosa, causada por un virus. Este virus lleva el mismo nombre de la enfermedad que produce y puede ser de tipo A, B y C. Los dos primeros son los responsables de las epidemias que se producen casi todos los inviernos, y con frecuencia están asociados con un aumento en los índices de hospitalización y de muerte, siendo los virus de la influenza A, los que causan la enfermedad clínica más grave. El tipo A se subclasifica según sus proteínas de superficie: hemaglutinina (H) y neuraminidasa (N) de la cual depende su capacidad para provocar formas graves de la enfermedad.

Los síntomas que produce son: fiebre (38 – 40ºC), tos seca, dolor de garganta, congestión nasal, dolores corporales, cefalea y cansancio.

Aparece todos los años, siendo más común en otoño e invierno. Todas las personas son susceptibles de contraerla, desde niños pequeños hasta ancianos.

¿Cómo se propaga la influenza?

Las personas que la contraen pueden contagiar el virus a otras personas al toser o estornudar. Las gotitas que se desprenden cuando una persona enferma tose, estornuda o habla pueden terminar en la boca, en la nariz, o ser inhaladas por quienes se encuentran cerca. Otra forma de contraer dicho viruses al tocar algo contaminadocomo picaportes, mesas o la mano de una persona infectada, y tocarse luego la boca o la nariz.

¿Cuán grave puede enfermarse una persona con influenza?

La mayoría de las personas que se enferman mejoran sin consultar a un médico o tomar un medicamento. No obstante, algunas personas pueden enfermarse gravemente y morir. La mayoría de las personas que se enferman gravemente son mayores de 65 años o tienen una condición pre-existente como embarazo, diabetes, asma, y enfermedades cardíacas o renales. Los niños menores de 5 años también corren más riesgo de enfermarse gravemente.

¿Durante cuánto tiempo puede una persona con influenza contagiar a otras personas?

La enfermedad tiene un período de incubación corta (2 a 5 días) y es altamente contagiosa desde un día antes de aparecer los síntomas y hasta siete días después.

¿Cómo se diagnostica la influenza?

En la mayoría de los cuadros, el diagnóstico es clínico, sobre todo cuando se sabe que el virus está circulando. En los pacientes admitidos en el hospital se pueden tomar muestras respiratorias, a fin de identificar el agente causal y confirmar el diagnóstico.

Prevención

Una de las medidas más eficaces para prevenir esta enfermedad es la aplicación anual de la vacuna antigripal, antes del comienzo del invierno, siendo idealmente en otoño, antes de la aparición de los primeros fríos.

¿Quiénes deben vacunarse?

  1. Personal de salud.
  2. Embarazadas en cualquier trimestre y Puérperas
  3. Niños de 6 a 24 meses de edad.
  4. Personas mayores o igual de 65 años.
  5. Personas entre los 2 años y hasta los 64 años inclusive con una o más de las siguientes entidades:
  • Enfermedad respiratoria crónica.
  • Enfermedades cardíacas crónicas.
  • Inmunodeficiencias congénitas o adquiridas.
  • Desnutrición grave.
  • Pacientes con cáncer.
  • Enfermedad oncohematológica, hasta seis meses posteriores a la remisión completa.
  • Obesos con índice de masa corporal (IMC) mayor a 40.
  • Diabéticos.
  • Personas con insuficiencia renal crónica.
  • Retraso madurativo grave en menores de 18 años de edad.
  • Síndromes genéticos, enfermedades neuromusculares con compromiso respiratorio y malformaciones congénitas graves.
  • Tratamiento crónico con aspirina en menores de 18 años.
  • Convivientes de enfermos oncohematológicos.
  • Convivientes de prematuros menores de 1.500 g.

¿Qué otras medidas sirven para evitar el contagio?

  • Lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón, y si no dispone de agua y jabón, con desinfectantes para manos a base de alcohol. (Antes y después de comer, al volver de la calle, luego de estrechar las manos a alguien que tiene tos y resfrío, luego de ir al baño, etc.).
  • Evitar acercarse a personas que padezcan gripe.
  • Evite concurrir a lugares cerrados, con mucha gente, en época de circulación del virus.
  • Al toser o estornudar, cubrirse la boca o la nariz con un pañuelo de papel o, en su defecto, con el pliegue del codo. No se recomienda cubrirse con las manos, ya que ello favorece la transmisión del virus.
  • Evite tocarse los ojos, la nariz o la boca porque los gérmenes se diseminan por el contacto.

Tratamiento

Si la persona afectada no padece de una enfermedad crónica que la transforme en un paciente de alto riesgo para las complicaciones, resulta conveniente adoptar las siguientes conductas, las cuales en la mayoría delos casos serán suficientes para recuperarse:

  • Descansar mucho.
  • Beber mucho líquido.
  • Evitar el consumo de alcohol y tabaco.
  • Permanecer en el hogar y no entrar en contacto con otras personas, para evitar contagiarlas.
  • Pueden consumirse medicamentos de venta libre destinados a aliviar los síntomas de la gripe, idealmente paracetamol y descongestivos, pero no debe administrarse aspirina a los niños o jóvenes.

La mayoría de las personas en buen estado de salud se recuperan de la gripe sin complicaciones.

¿Existen medicamentos para tratar la influenza?

Sí. Los medicamentos antivirales, como el Oseltamivir, se pueden usar para tratar la influenza y pueden ser tomados incluso por niños y embarazadas. Estos medicamentos pueden aliviar los síntomas y hacer que se recupere más rápido.

El tratamiento debería iniciarse lo antes posible, idealmente dentro de las 48 hs de iniciados los síntomas.

¿A quiénes se deben prescribir antivirales para el tratamiento de la gripe?

Individuos en riesgo de complicaciones relacionadas con la gripe:

  • Adultos >65 años
  • Personas con afecciones crónicas subyacentes (enfermedades crónicas del corazón, pulmón, riñón, hígado, sistema nervioso y metabólicas (como la diabetes)
  • Individuos con inmunidad reducida (período post quimioterapia, tratamiento prolongado con corticoides, disfunción esplénica oinfección por el VIH)
  • Embarazadas, incluso hasta 2 semanas después del parto
  • Cualquier otro individuo que el clínico considere que está en mayor riesgo de desarrollar complicaciones de la influenza
  • Personas obesas mórbidas (índice de masa corporal> 40)
  • Personas admitidas en el hospital (casos severos) con influenza sospechada o confirmada

 

Preste atención a las señales de emergencia

En algunas personas afectadas, pueden presentarse algunas señales de alerta que indican que el paciente requiere atención médica urgente:

  • En los niños, síntomas como fiebre sostenida, respiración rápida o trabajosa, color de la piel azulado, cambios en el estado de conciencia (tales como dificultad para despertarse), irritabilidad,Inhabilidad de ingerir líquidos y/o vómitos constantes.También cuando los síntomas de la gripe mejoran, pero luego regresan con fiebre y empeoramiento de la tos.
  • En los adultos, síntomas como fiebre alta y sostenida, dificultad en la respiración o falta de aire, dolor o presión en el pecho, desmayo, confusión, Inhabilidad de ingerir líquidos, vómitos constantes o somnolencia sostenida. También cuando los síntomas de la gripe mejoran, pero luego regresan con fiebre y empeoramiento de la tos.

No se automedique con antibióticos

Es de fundamental importancia tener en cuenta que los antibióticos no combaten los virus. Por lo tanto, no están indicados para éstas ni otras enfermedades cuyos agentes patógenos sean virus. Su prescripción depende del juicio clínico, y constituye por lo tanto una responsabilidad exclusiva e irremplazable del médico, cuando la condición del paciente lo requiera.

ANTE LA DUDA, NO DEJE DE CONSULTAR CON SU MEDICO DE CABECERA O AL SERVICIO DE EMERGENCIAS.

Esteban R. Perazzo

Medico clínico.

Jefe del servicio de emergencias del sanatorio Mater Dei.

El P. Guillermo Mario Cassone, Padre de Schoenstatt de Argentina, comparte un testimonio de su primer encuentro con el Padre Kentenich en el Santuario de Milwaukee, Estados Unidos.

Pocos meses después de conocer Schoenstatt en Córdoba, en el mes de junio, tuve la gracia de conocer personalmente al Padre Fundador en su exilio de Milwaukee hace más de 50 años. Quiero dar testimonio de manera resumida de ese encuentro que duró 4 horas.

Después de un saludo muy afectuoso nos condujo al Santuario que estaba en el jardín de la casa donde él vivía. Ese día por primera vez conocí y entré a un Santuario de Schoenstatt. Realmente sentí el impacto de la cercanía de la Mater en ese lugar.

El Padre nos abrió la puerta, encendió las luces y, luego de un momento de oración silenciosa, nos explicó lo que significaba el Santuario y sus símbolos. Rezamos un tiempo juntos en silencio, luego en voz alta, y nos dio la bendición. Pudimos sacarnos varias fotos con él dentro y fuera del Santuario.

Nos llevó a su casa, nos invitó a merendar, ocupándose él mismo de buscar las cosas y llevarlas a su oficina, donde nos instalamos.

Mientras tanto nos preguntaba por Argentina, por nuestra primera experiencia con el Movimiento, quería saber de nuestra vida en los primeros grupos de jóvenes cordobeses y cómo nos sentíamos, qué hacíamos y si estábamos contentos. Le mostramos también varias fotos que teníamos. Realmente un Padre cercano y espontáneo, nos conquistó.

Después de merendar comencé a hacerle una serie de preguntas que llevaba escritas, a modo de entrevista, y que fue respondiendo una tras otra con una gran paciencia y con simplicidad pedagógica como para que le entendiéramos.

Al no tener acá esos apuntes sólo menciono de memoria las respuestas que más me impactaron:

  • Lo central es entregarle a ella el corazón en la Alianza de Amor, y lo demás viene solo.
  • Schoenstatt es vida y crea vínculos tanto religiosos como humanos.
  • No tengan miedo y confíen en la Mater que ella los va a guiar siempre.
  • Cuiden de visitarla seguido y llévenle los aportes al Capital de gracias.
  • Cultiven la conciencia de misión y siéntanse instrumentos en sus manos.
  • Manténgase muy unidos y desarrollen los vínculos como familia entre ustedes.
  • Conquisten otros jóvenes y hagan crecer el Movimiento.
  • Como latinos que son, cultiven los afectos y denle todo el corazón a María.
  • Sean generosos y radicales en la entrega, no sean mediocres ni tibios.
  • María siempre nos lleva a Cristo y, con Él, al Padre; déjense llevar por ella.

Después, en la sacristía y con agua bendita, bendijo solemnemente la imagen para el futuro Santuario de Córdoba. Luego,también bendijo y firmó muchas imágenes que pudimos regalar al regreso. Al final sacamos varias fotos, nos dio nuevamente su bendición, y nos acompañó hasta el auto, quedándose en la puerta hasta que partimos. Este encuentro marcó mi vida y mi vocación hasta el día de hoy.

Deja que el Padre Kentenich te hable…

Si el Padre Kentenich hoy estuviera entre nosotros y viajara a conocer el único Sanatorio de Schoenstatt en el mundo, seguramente buscaría la manera de saludar a cada uno, y muchos tendríamos la oportunidad, si quisiéramos, de conversar con él. Podemos ver las respuestas que le dio al P. Guillermo Mario como consejos que hoy nos da a nosotros…

¿Cuál siento que responde a una necesidad personal, o qué frase me toca en mi realidad hoy?

La enfermedad celíaca es un trastorno sistémico, mediado inmunológicamente y desencadenado por la ingestión de gluten, en personas genéticamente susceptibles.

La celiaquía tiene un alto grado de prevalencia en la población de nuestro país, de acuerdo a estimaciones del Ministerio de Salud de la Nación, se calcula que una de cada cien personas la padecen.

El gluten es una proteína que se encuentra en el trigo, avena, cebada y centeno (TACC). Cuando una persona celíaca se expone al gluten, se desarrolla una reacción inflamatoria que causa atrofia de las vellosidades intestinales, disminuyendo la superficie de absorción de los nutrientes.

Los signos y síntomas frecuentes de la enfermedad incluyen diarrea crónica, pérdida de peso y distensión abdominal (en 40-50% de los pacientes). Otras manifestaciones incluyen falta de hierro con o sin anemia, dolor abdominal recurrente, retardo del crecimiento, aftas orales, baja estatura, alteración del hepatograma, fatiga crónica, irritabilidad (frecuente en niños), infertilidad y abortos espontáneos y osteopenia. También puede ser asintomática (enfermedad celíaca silente).

La prevalencia está incrementada en familiares de 1º grado de un celíaco, diabetes tipo 1, tiroiditis de Hashimoto y otras enfermedades autoinmunes, Síndrome de Down, Síndrome de Turner y deficiencia de Inmunoglobulina A (IgA). Por lo tanto en aquellas personas que tengan alguna de estas condiciones es necesario descartar la enfermedad aunque no presenten síntomas asociados a la celiaquía.

El diagnóstico de la enfermedad se realiza con la búsqueda de anticuerpos en sangre (IgA antitransglutaminasa como estudio inicial). La biopsia de duodeno, a través de una endoscopía digestiva alta, se requiere para confirmar el diagnóstico en la mayoría de los pacientes en quienes se sospecha.

Hasta el momento, el único tratamiento es la realización de una estricta dieta libre de gluten, que debe mantenerse de por vida. Con el mantenimiento de una dieta libre de gluten, los síntomas y los anticuerpos desaparecen gradualmente, y la curación del daño intestinal, típicamente ocurre dentro de los primeros 6 a 24 meses después del inicio de la dieta.

Dra. Silvina Castelluccio – Gastroenterología.

Sanatorio Mater Dei.

El pasado lunes 3 de abril, invitado por el Sanatorio Mater Dei, el Dr. Facundo Manes brindó la conferencia “Cómo mantener el cerebro en forma”. El evento se realizó en el Museo Malba-Fundación Costantini quien cedió el lugar en forma gratuita.


Agradecemos a Noble Seguros quien fue el sponsor principal del evento, a la Fundación Gador y Ferrum como sponsors generales y a Cabrales, Havanna y Coca-Cola quienes una vez más nos acompañaron. Pero especialmente agradecemos al Dr. Manes quien nos regaló su admirable conocimiento.

Adjunto les compartimos los diez consejos para mantener el cerebro joven y sano:

  1. Realice actividad física: produce y favorece nuevas conexiones cerebrales, evita la atrofia del hipocampo y genera su crecimiento, es un buen ansiolítico y un buen antidepresivo, refuerza el pensamiento creativo.
  2. Tenga una dieta saludable: hay que evitar el sobrepeso, cuidar la glucemia y el colesterol, evitar la hipertensión arterial; comer saludablemente porque todo lo que hace bien al corazón, hace bien al cerebro.
  3. Cuide y controle su salud: es clave para tener un cerebro saludable realizarse los chequeos clínicos anuales adecuados.
  4. Desafíe a su mente diariamente: aprender algo nuevo, algo que nos cueste, un idioma que no conocemos, un tema que no conocemos, un instrumento; aprender algo que nos apasione; crear una reserva cognitiva, con mayor educación, mayor actividad intelectual, que protege el cerebro ante un daño; también tener un mantenimiento cerebral siempre: no jubilarse intelectualmente nunca de lo que nos apasiona.
  5. Tenga una vida social activa: la soledad es un factor de riesgo de muerte, la gente aislada se muere 10 años antes; somos seres sociales y la vida social protege nuestra salud; también el optimismo es un factor de protección cerebral.
  6. Evite malos hábitos como el alcohol y el tabaco: el alcoholismo produce daño directo en la mielina, el tabaco produce enfermedad cardiovascular.
  7. Proteja la cabeza de lesiones: por ejemplo, el cabezazo en el fútbol produce micro contusiones que pueden llevar al deterioro cognitivo.
  8. Buenos sueños: el sueño es clave en la vida, un tercio de ella se la pasa durmiendo; el sueño consolida la memoria, modula la respuesta hormonal e inmunológica, es un proceso fisiológico activo en el que el cerebro trabaja muchísimo.
  9. Meditación: es una terapia contra la ansiedad, en la meditación se transforma el cerebro, baja la actividad cerebral.
  10. Nunca es demasiado tarde: hay que vivir hasta el último día de la vida apasionados de lo que hacemos.

¿Crees que sos un don para muchos, incluso para muchos a quienes no conocés? En eso somos semejantes a Jesús: Él murió por todos, y abrió las puertas del cielo para todos.

Artículo Pastoral Mater Dei – Marzo 2017

Yo soy un don

“Querida Madre Teresa: Nos hablaron de usted en la clase de religión. Nos pusieron unas diapositivas para ver la miseria de la gente de Calcuta y lo que usted está llevando a cabo. Quedamos muy impresionados de su amor hacia las personas. Usted se preocupa de los que no tienen casa y cuida a los moribundos, dándoles esperanza y fortaleciendo su fe.

Usted nos ha demostrado que no son las riquezas lo que hace felices, sino el amor de Dios, de su hijo Jesús y de nuestros semejantes”.

Esta carta acompañaba un sobre con dinero que unos niños austríacos enviaron a la santa Madre Teresa de Calcuta; se trataba, nada más y nada menos, que de sus propios ahorros.

Ni católico, agnóstico, musulmán, judío, rico o pobre, pondrá en duda que la Madre Teresa es un símbolo del servicio. El trato que ella regaló a los más miserables y olvidados de la sociedad fue su gran manifiesto al mundo, como si nos desafiara: “¿Quién dijo que hoy Dios no está en el mundo? En ellos, yo veo y toco al mismo Jesús”. Jesús es el Don que Dios Padre nos regala.

Al iniciar la cuaresma, el Papa Francisco nos propuso un programa bajo el lema: “La palabra es un don. El otro es un don”. Y nos pone un ejemplo muy concreto que encontramos en el Evangelio, en Lucas 16, 19-31. Jesús relata una parábola con dos protagonistas: un rico y un pobre mendigo, a quien llama Lázaro. Él yacía a las puertas de la casa del rico, cubierto de lepra, de heridas, muerto de hambre, mientras el rico celebraba banquetes desproporcionados, sin ver al en el pobre Lázaro. Francisco nos da algunas claves para entender al otro como DON:

“Mientras que para el rico es como si fuera invisible, para nosotros es alguien conocido y casi familiar, tiene un rostro; y, como tal, es un don, un tesoro de valor incalculable, un ser querido, amado, recordado por Dios, aunque su condición concreta sea la de un desecho humano. Lázaro nos enseña que el otro es un don. La justa relación con las personas consiste en reconocer con gratitud su valor”[1].

Cuaresma es un camino. Es una ruta que nos lleva por múltiples paisajes y distintos climas. Pasamos por desierto, por llanura, por montañas y valles. Y en cada lugar encontramos “un otro”, un DON.Cuaresma es un camino que termina en las puertas del lugar “de la donación”: la Semana Santa, que pone en alto la cruz como símbolo del don del Amor por excelencia. Jesús, el Hijo del Padre, su Don de amor al mundo, no sólo se nos dona, sino que nos enseña a vernos a nosotros mismos como don, y por eso, a donarnos con Él.

En nuestro Sanatorio, el Don del Padre nos sale al encuentro de una y mil maneras: en nuestros colegas, en personas con las que compartimos el lugar de trabajo, en pacientes, en niños, en familias. Y corremos un riesgo enorme: el de “cosificar” personas y situaciones. ¡De cuántos dones de Dios podemos perdemos cada día! Y cuántas oportunidades desperdiciamos de ser nosotros mismos un don.El Padre Kentenich, el Padre de la Familia del Mater Dei, quiere abrirnos ampliamente la dimensión de esta donación mutua entre “el otro y yo”:

“… los hombres dependemos unos de otros también en lo referente a nuestra salvación. (…)en la historia de nuestra salvación no sólo dependemos de la actuación de Dios, de la actuación de la Madre de Dios, sino que también dependemos de nuestros semejantes.

Si me permiten expresarlo ingenuamente, imaginemos que el buen Dios nos llama a dar el paso hacia la eternidad; Dios nos ha admitido a la bienaventuranza, al cielo. Entonces vienen a nuestro encuentro alma tras alma, -así nos lo podemos imaginar- sin que las hayamos conocido. Allá arriba se inclinan ante nosotros, nos están agradecidas; por así decirlo, nos dan un apretón de manos. ¿Qué significa esto? ¡Nos deben la salvación a nosotros! Es un misterio estremecedor: de cómo participe en la vida doliente, despreciada y crucificada del Salvador, depende una ilimitada cadena de bendiciones para innumerables hombres[2]”.

¿Crees que sos un don para muchos, incluso para muchos a quienes no conocés? En eso somos semejantes a Jesús: Él murió por todos, y abrió las puertas del cielo para todos.

La blasfemia y herida que experimentamos el 8 de marzo nos sacudió a todos; muchos nos sentimos como si nos hubieran insultado, profanado, a nosotros mismos, incluso personas no católicas. No queremos ni podemos quedar ajenos a esto. Tampoco en medio de la Pascua. Si nos animamos a mirar al fondo de las cosas más crudas y horribles que nos puedan haber ocurrido, y las ponemos a la luz de Dios, se las entregamos, vamos a descubrir cuán cierta es esa afirmación de San Pablo que dice: “…sabemos que Dios dispone todas las cosas para el bien de los que lo aman.”[3]El P. Bonnin, de Entre Ríos, nos da un ejemplo muy concreto de las consecuencias de la donación de Jesús por el mundo, y de cómo hasta el pecado puede convertirse en una fuente de vida nueva en nosotros, en una puerta hacia la Pascua. Él escribe a Marina, quien parodió a la Virgen María abortando:

“Marina, en la horrenda imagen que representaste y todo el mundo pudo ver, hay sangre. Sangre de la Madre, pero también del Hijo. La sangre se derrama en el momento de la muerte, pero es, además, símbolo de la vida.

Esa sangre que representaste con irónico desprecio es tu esperanza, nuestra esperanza. Porque donde abundó el pecado, sobreabundó la gracia. Porque esa Sangre clama con más fuerza que la de Abel. Porque Jesús la derramó por tus pecados y los míos.

No conozco tu historia. Es posible que el amor verdadero y gratuito no haya visitado tu vida, es probable que no hayas podido experimentar aún la belleza del Rostro y del Amor de Jesús.Pero quiero que sepas que si por un momento abrís tu alma; si dejás de lado el orgullo, si reconocés humildemente tu pecado, si te arrepentís de corazón… la Sangre del Hijo de María puede renovarte y limpiarte.

Dejame decirte, además, que esa Mujer, de cuya maternidad juvenil nos vino la salvación y la vida, cuyo parto virginal es el inicio de la nueva Creación, te está esperando. Ella ya te ha perdonado. Hay un sitio para vos en su Regazo. Como para todos nosotros, que cada día la invocamos, diciendo: “ruega por nosotros, pecadores”.

Dejame decirte, por último, el secreto gigantesco que nos sostiene a todos los que amamos y defendemos a los no nacidos: LA VIDA VENCERÁ. Ni todo el odio del mundo, ni todas las astucias del mal, ni los poderes terrenos confabulados en su contra, podrán derrotarla. En realidad, LA VIDA YA HA VENCIDO. En la mañana del domingo, en la victoria Pascual, la Vida ha logrado el triunfo decisivo, que sólo espera manifestarse plenamente cuando venga Jesús por segunda vez.

Mientras tanto, los que amamos y defendemos la vida, seguiremos firmes en la brecha, aunque parezca que vamos perdiendo por goleada. Porque el Amor y la Esperanza nos sostiene. Porque la fe nos dice: ‘lo que hicieron con al más pequeño, lo hicieron conmigo’. Y porque Él prometió: ‘yo estaré con ustedes hasta el fin del mundo’”.

[1] Mensaje del Papa Francisco para Cuaresma 2017

[2] Padre Kentenich, 1933

[3]Rom. 8, 28

El Laboratorio del Sanatorio Mater Dei ha decido incorporar un nuevo instrumento para mejorar el servicio del departamento de Hemostasia. Próximamente instalará un nuevo equipo denominado Destiny Plus, de la firmaTcoag, de Francia.

Se trata de un sistema líder en el mundo, originado en Europa y patentado a nivel mundial por la firma Amelung, de Alemania. Esta tecnología, mecánica, es reconocida en el mundo como el “Gold Standard(*) en la coagulación y está integrada en los instrumentos de Tcoag desde hace años. Ninguna otra firma incluye esta tecnología, que es la referencia entre los especialistas de la Hemostasia y la coagulación, en todo el mundo, y especialmente en la Argentina. Además, el instrumento incorpora la detección cromogénica e inmunoturbidimétrica, típicamente presente en otros instrumentos. De esta manera, los médicos y bioquímicos especialistas del Sanatorio Mater Dei estarán aún mejor equipados para resolver aún mejor la demanda creciente de la comunidad de pacientes y médicos que cada día requieren nuestros servicios. La mayor automatización permitirá incrementar la seguridad de los datos y liberar tiempo para seguir especializando el sector y los servicios que ofrecemos. La suma de las 3 tecnologías permitirá no solo disponer de la mejor técnica en su clase, sino también ampliar el menú de pruebas que pueden realizarse en el equipo.

Es importante remarcar que hemos incorporado un instrumento que en general utiliza los mismos reactivos y métodos que el sector venía utilizando, por lo que no habrá cambios significativos en los valores de referencia

(*)  http://www.tcoag.com/about-tcoag/who-are-we/what-are-the-hallmarks-of-tcoag/

La Medicina Nuclear se desarrolla en el área diagnóstica y terapéutica a través del uso de material radiactivo (isótopos radiactivos)

En esta comunicación queremos acercarles información sobre un reciente producto (Lab. Bayer) aprobado por ANMAT para el tratamiento de metástasis óseas en pacientes con cáncer de próstata avanzado.

Radio 223 (XOFIGO)

Xofigo es un agente terapéutico emisor de partículas radiactivas que está indicado para tratar pacientes con cáncer de próstata avanzado, resistente a la castración química, con metástasis óseas sintomáticas (diseminación de la enfermedad en huesos) y sin enfermedad visceral metastásica conocida.

La sustancia activa del Xofigo es el dicloruro de radio-223.

Cada ml de solución de Xofigo que va a inyectarse en forma endovenosa al paciente, contiene pequeñas cantidades del isótopo radiactivo radio-223 .El mismo se comporta en el organismo como el ión calcio. Por tal motivo el radio-223 va a localizarse en las metástasis óseas donde emite potentes cantidades de radiactividad de corto alcance (partículas alfa) que destruyen las células tumorales allí alojadas. (metástasis)

El tratamiento se realiza en 6 aplicaciones, 1 cada cuatro semanas.

Con el tratamiento mejora el estado general del paciente, la calidad de vida al disminuir o desaparecer el dolor y aumenta la sobrevida.

Existen leyes estrictas sobre el uso, manejo y desecho de productos como Xofigo. Sólo se aplicará en áreas controladas especiales como es el Servicio de Medicina Nuclear autorizado por la Autoridad Regulatoria Nuclear (ARN) para tales fines.

Este producto sólo será manejado y administrado por profesionales capacitados y calificados para utilizarlo con seguridad. Tendrán un cuidado especial para el uso seguro de este producto y mantendrán informado al paciente sobre sus accione

Qué cantidad y con qué frecuencia se administra Xofigo

  • La dosis que recibe el paciente depende de su peso corporal. El médico que supervisa el procedimiento calculará la cantidad de Xofigo a utilizar en cada caso. La cantidad recomendada a ser administrada es de 50 kBq (0,00135 miliCuries), de Xofigo por kilogramo de su peso corporal.
  • Generalmente recibirá una inyección en la vena del pliegue del codo una vez cada 4 semanas por un total de 6 inyecciones.

Cómo se administra Xofigo y cómo se realiza el procedimiento

  • Xofigose inyectará lentamente a través de una aguja en una de sus venas (vía intravenosa).
  • Xofigo es una solución lista para usar y no se debe diluir o mezclar con ninguna solución El profesional de atención médica lavará la vía o cánula de acceso intravenoso antes y después de la inyección con solución salina.

Luego de recibir Xofigo

  • Xofigo es excretado principalmente a través de la materia fecal. El médico le dirá si necesita tomar alguna precaución especial luego de recibir este medicamento.
  • Los pacientes que reciben Xofigo pueden retirarse inmediatamente luego de la inyección.
  • No existen restricciones en cuanto al contacto de otras personas con los pacientes que recibieron RADIO 223.

POSIBLES EFECTOS SECUNDARIOS

Al igual que todos los medicamentos, éste puede producir efectos secundarios, aunque no todas las personas los sufren.

Su médico le realizará análisis de sangre antes de comenzar el tratamiento y antes de cada ciclo de tratamiento para verificar la cantidad de células sanguíneas y plaquetas.

Los posibles efectos secundarios aparecen a continuación según cuán probables son.

  • trombocitopenia (disminución del número de plaquetas)
  • diarrea
  • vómitos
  • náuseas
  • neutropenia (disminución del número de neutrófilos)
  • pancitopenia (disminución de la cantidad de glóbulos rojos y blancos y plaquetas)
  • reacciones en el lugar de la inyección (por ejemplo, eritema (enrojecimiento de la piel),
  • dolor e inflamación.
  • Otros tratamientos

Desde los comienzos de la especialidad es conocido el uso de Iodo131 ( I 131) en diagnóstico y tratamiento de enfermedades de la glándula tiroidea.

  • Dosis terapéutica de I 131 para el tratamiento de hipertiroidismo (Enfermedad de Graves- Enfermedad de Plummer)
  • Dosis terapéutica de I 131 en Cáncer Diferenciado de Tiroides

Se han desarrollado en los últimos años una variedad de productos terapéuticos oncológicos y para la paliación del dolor óseo.

Estudios Diagnósticos

Cardiología

  • Perfusión Miocárdica Spect Reposo y Esfuerzo Sestamibi-Tc99m
  • Perfusión Miocárdica Spect con apremio farmacológico ( Dipiridamol)
  • Perfusión MiocardicaSpect c/ hiperventilación y frío
  • GatedSpect .Cálculo de Fracción de Eyección
  • VentriculogramaRadioisotópico.

Oncología    

  • Centellograma óseo corporal total MDP-Tc99m
  • Rastreo Corporal Total I 131 / MIBG-I131 o I123/ Octreotido In111 o Tc99m/Mibi-tc99m

Gastroenterología

  • Centellograma de glándulas salivalesInvestigación de reflujo gastroesofágico
  • Estudio de vaciamiento gástrico (líquidos/sólidos)
  • Investigación de divertículo de Meckel
  • Investigación de hemorragia digestiva

Osteoarticular

  • CentellogramaOseo (Planar –Spect)
  • CentellogramaOseo en tres fases (planar-Spect)

Nefrourología

  • Radiorenograma Basal
  • Radiorenograma con prueba de Furosemida
  • Radiorenograma post captopril
  • Centellograma Renal

Endocrinología

  • Estudio de la función tiroidea. Curva de captación I 131
  • Centellograma Tiroideo Tc99m/ I 131
  • Centellograma de paratiroides. Spect. Técnica de Sustracción

Vias Respiratorias

  • Centellograma Pulmonar V/Q (Ventilación/Perfusión)
  • Cuantificación

Sistema Linfático

  • Linfografíaradioisotópica
  • Cirugías radioguiadas. Localización de ganglio centinela (Gamma Probe)

Infecciones

  • Centellograma óseo en 4 fases
  • Centellograma con ATB-Tc99m (antibiótico marcado)
  • Centellograma con Galio 67

Neurología

  • Spect cerebral

Pediatría

  • Nefrourología
  • Gastroenterología
  • Oncología
  • Osteoarticular
  • Infecciones

Servicio de Medicina Nuclear Sanatorio Mater Dei

Profesionales Médicos:

Dra. Elina B. Degrossi (Jefa del servicio)

Dr. Gerardo Rank

Dra. Isabel Hume Braun

Dr. Joaquín Peirano (Cardiólogo)

Dra.MarianaDaicz