top of page

Glándula Tiroidea: ¿Qué sucede si funciona mal?

Tanto el hipotiroidismo como el hipertiroidismo son dos afecciones de salud que se caracterizan por el desequilibrio hormonal de la tiroides, una glándula pequeña en forma de mariposa que se encuentra ubicada al frente del cuello. Su correcto funcionamiento es crucial porque es la parte del organismo que produce hormonas que controlan la forma en que el cuerpo utiliza la energía.



¿Cuál es la función de la Tiroides? Su función es producir, almacenar y liberar las hormonas tiroideas (T3 y T4) en el torrente sanguíneo. Estas hormonas influyen en la actividad de casi todas las células del cuerpo y controlan el metabolismo.


Un mal funcionamiento puede significar que los niveles de las hormonas tiroideas en la sangre sean bajos, y tu cuerpo funcione más lentamente. A esta condición se le llama hipotiroidismo. Por el contrario, si tiene demasiada hormona tiroidea en la sangre, el cuerpo trabaja más rápidamente. A esta condición se le llama hipertiroidismo.


¿Cuáles son las diferencias entre hipotiroidismo e hipertiroidismo?


El hipotiroidismo sucede cuando la glándula tiroides no produce una cantidad suficiente de hormonas tiroideas. En las etapas iniciales, es posible que no provoque síntomas evidentes. Con el tiempo, y sin tratar puede derivar en otros problemas de salud, como el colesterol alto o problemas del corazón, entre otros.


El hipertiroidismo ocurre cuando la glándula tiroides produce demasiada cantidad de hormona tiroidea, acelera el metabolismo del cuerpo, por lo que aparecen muchos síntomas, como pérdida de peso, temblor de manos y latidos cardíacos acelerados o irregulares.

A veces, el tratamiento del hipertiroidismo incluye una cirugía para extirpar la totalidad o una parte de la glándula tiroides. En algunos casos, según la causa, el hipertiroidismo puede mejorar sin el uso de medicamentos u otros tratamientos.


Síntomas


La forma en que cada enfermedad se manifiesta es diferente. En el Hipotiroidismo los problemas tienden a desarrollarse lentamente y a lo largo de varios años. Al comienzo son apenas perceptibles, como el cansancio o el aumento de peso, sin embargo, a medida que el metabolismo continúa ralentizándose, es posible que los síntomas sean más evidentes.


Por ejemplo:

  • Cansancio

  • Aumento de la sensibilidad al frío

  • Estreñimiento

  • Piel seca

  • Aumento de peso

  • Hinchazón de la cara

  • Ronquedad de la voz

  • Debilidad muscular

  • Dolores, sensibilidad y rigidez muscular

  • Ciclos menstruales con sangrados más abundantes de lo usual o irregulares

  • Frecuencia cardíaca más lenta (bradicardia)

  • Depresión

  • Problemas de memoria


En el hipertiroidismo los síntomas se pueden parecer a otros problemas de salud; por lo que puede ser difícil de diagnosticar. Estos son algunos de ellos:

  • Pérdida de peso involuntaria

  • Latidos cardíacos rápidos (taquicardia)

  • Latidos cardíacos irregulares (arritmia)

  • Palpitaciones fuertes del corazón

  • Hambre excesivo

  • Nerviosismo, ansiedad e irritabilidad

  • Temblores, generalmente leves en las manos y los dedos

  • Sudoración

  • Cambios en los ciclos menstruales

  • Mayor sensibilidad al calor

  • Cambios en los patrones del intestino, especialmente deposiciones más frecuentes

  • Agrandamiento de la glándula tiroides, en ocasiones llamado bocio, que puede parecer como una hinchazón en la base del cuello

  • Cansancio

  • Debilidad muscular

  • Problemas de sueño

  • Piel húmeda y tibia

  • Afinamiento de la piel

  • Cabello fino y frágil

Los adultos mayores tienen más probabilidades de presentar síntomas que son difíciles de detectar, los cuales pueden incluir latidos cardíacos irregulares, pérdida de peso, depresión y sensación de debilidad o cansancio durante las actividades habituales.


¿Qué puede causar el hipotiroidismo?


El hipotiroidismo sucede cuando la glándula tiroides no produce una cantidad suficiente de hormonas. Algunas de las afecciones o los problemas que pueden llevar al hipotiroidismo son:


-Enfermedad autoinmunitaria. La causa más común del hipotiroidismo es una enfermedad autoinmunitaria llamada enfermedad de Hashimoto. Las enfermedades autoinmunitarias se producen cuando el sistema inmunitario genera anticuerpos que atacan los tejidos sanos. En ocasiones, el proceso involucra la glándula tiroides y afecta su capacidad de producir hormonas.

-Cirugía de tiroides. La cirugía para extirpar la totalidad o una parte de la glándula tiroides puede disminuir su capacidad para generar hormonas tiroideas o anularla por completo.

-Radioterapia. La radiación que se utiliza para tratar el cáncer de cabeza y cuello puede afectar la glándula tiroides y derivar en hipotiroidismo.

-Tiroiditis. La tiroiditis sucede cuando la glándula tiroides se inflama. Esto puede deberse a una infección, a un trastorno autoinmunitario o a otra enfermedad que afecte la tiroides. La tiroiditis puede hacer que la glándula tiroides libere toda la hormona tiroidea almacenada de una vez. Esto provoca una subida repentina de la actividad de la tiroides, una afección llamada hipertiroidismo. Luego, la glándula tiroides queda hipoactiva.

-Medicamentos. Varios medicamentos pueden llevar al hipotiroidismo. Uno de ellos es el litio, que se utiliza para tratar algunos trastornos psiquiátricos.


Con menor frecuencia, el hipotiroidismo puede ser resultado de lo siguiente:

-Problemas presentes desde el nacimiento: En Argentina por ley la evaluación de la función tiroidea de todo recién nacido está incluida en el programa de pesquisa neonatal.

-Trastornos de la glándula pituitaria. Una causa relativamente poco común de hipotiroidismo es la incapacidad de la glándula pituitaria para producir la cantidad necesaria de hormona estimulante de la tiroides (TSH, por sus siglas en inglés). Esto generalmente se debe a un tumor no canceroso en la glándula pituitaria.

-Embarazo. En algunas personas, se presenta hipotiroidismo durante el embarazo o posteriormente. Si el hipotiroidismo aparece durante el embarazo y no se trata, aumenta el riesgo de pérdida del embarazo, parto prematuro y preeclampsia. La preeclampsia causa un aumento significativo de la presión arterial durante los últimos tres meses de embarazo. El hipotiroidismo también puede afectar gravemente el desarrollo del feto.

-Cantidad insuficiente de yodo. La glándula tiroides necesita el mineral yodo para producir hormonas tiroideas. El yodo se encuentra principalmente en los mariscos, las algas, las plantas que crecen en suelos ricos en yodo y la sal yodada. Un nivel muy bajo de yodo puede derivar en hipotiroidismo. Un nivel muy alto de yodo puede agravar el hipotiroidismo en personas que ya tienen la afección. En algunas partes del mundo, es común que las personas no obtengan una cantidad suficiente de yodo con su alimentación.


Factores de riesgo

Si bien cualquier persona puede desarrollar hipotiroidismo, tenés un riesgo mayor si presentás estos factores:

  • Sos mujer

  • Tenés antecedentes familiares de enfermedad tiroidea

  • Tenés una enfermedad autoinmunitaria, como diabetes tipo 1 o enfermedad celíaca

  • Recibiste tratamiento para el hipertiroidismo

  • Recibiste radiación en el cuello o en la parte superior del pecho

  • Te sometiste a una cirugía de tiroides

En el Sanatorio Mater Dei cuidamos tu salud y la de tu familia.


Dra. Yamile Mocarbel

Endocrinología

Sanatorio Mater Dei


📞 Call center: 4809-5533

📲 WhatsApp: 11-3202-7629

📍 Presencial en nuestras recepciones


Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page