top of page

Pérdida de cabello: ¿Cómo prevenirla?

La pérdida del cabello (alopecia) puede afectar solo al cuero cabelludo o a todo el cuerpo, y puede ser temporal o permanente. También puede ser resultado de la herencia, cambios hormonales, afecciones médicas o un proceso normal del envejecimiento. Cualquier persona puede perder el pelo de la cabeza, pero es más común en los hombres.



Por lo general, la calvicie alude a la caída del cabello excesiva del cuero cabelludo, la causa más común es el factor hereditario junto con la edad. Algunas personas prefieren dejar que la calvicie siga su curso sin tratarla ni intentar ocultarla, también pueden taparla con peinados, maquillajes, sombreros, bufandas, etc.


Otros, en cambio, eligen uno de los tratamientos disponibles para prevenir una mayor pérdida de cabello o mejorar el cabello ya existente. Antes de iniciar un tratamiento, consulta al médico la causa y las mejores opciones de para el cuidado de tu salud.

Síntomas

Calvicie de distribución masculina

· En hombres el cabello generalmente comienza a caerse desde la frente.

Calvicie de distribución femenina

· Las mujeres tienden a perder el cabello en patrón.

Pérdida del cabello irregular (alopecia areata)

· La pérdida del cabello irregular suele estar precedida de picazón o dolor en el cuero cabelludo.

Alopecia por tracción

El estrés repetido en el cabello puede causar un tipo de pérdida de cabello llamado alopecia por tracción. En este caso, la caída del cabello puede ser repentina o progresiva y afectar no solo al cuero cabelludo, sino también al resto del cuerpo.

Entre los signos y los síntomas de la pérdida del cabello se pueden incluir los siguientes:

Pérdida gradual en la parte superior de la cabeza. Este es el tipo más frecuente de pérdida del cabello y afecta a las personas a medida que envejecen.


En los hombres el cabello a menudo comienza a retroceder en la línea capilar de la frente, en las mujeres suelen tener un ensanchamiento de la raya del cabello. Un patrón de pérdida de cabello cada vez más común en las mujeres mayores es el retroceso de la línea capilar (alopecia fibrosa frontal).


Calvas circulares o irregulares. Algunas personas pierden el cabello en zonas de calvicie circulares o en parches sobre el cuero cabelludo, la barba o las cejas. Puede haber picazón o dolor en la piel antes de que se caiga el cabello.


Un choque físico o emocional puede aflojar el cabello. Es posible que se caigan mechones de cabello al peinarse o lavarse el cabello, o incluso luego de tirarlo con suavidad. Este tipo de pérdida de cabello suele causar un adelgazamiento general del cabello, pero es temporal.


Pérdida del cabello en todo el cuerpo. Algunos trastornos y tratamientos médicos como la quimioterapia contra el cáncer pueden ocasionar la pérdida del cabello en todo el cuerpo. Por lo general, el cabello vuelve a crecer.


Zonas de descamación que se extienden a todo el cuero cabelludo. Este es un signo de tiña. Puede estar acompañado de cabellos quebrados, enrojecimiento, hinchazón y, en ocasiones, exudado.


Cuándo debes consultar a un médico

Consulta al médico si estás afligido por tu pérdida de cabello o la de tu hijo, y en caso de querer iniciar algún tipo de tratamiento. En el caso de mujeres que experimentan un retroceso de la línea de cabello (alopecia fibrosa frontal), se aconseja hablar con el médico sobre un tratamiento temprano para evitar una calvicie permanente importante. También consulta con el médico si notás pérdida del cabello repentina o en parches, o si hay más caída que la habitual cuando peinás o lavás tu cabello o el de tu hijo. Ésta pérdida repentina del cabello puede ser signo de una afección preexistente que puede requerir tratamiento.


Causas

Las personas suelen perder de 50 a 100 hebras de cabello al día. Normalmente, esto no se nota porque crece cabello nuevo al mismo tiempo, es por eso, que la pérdida del cabello ocurre generalmente cuando el nuevo no reemplaza al que se ha caído.

Suele estar relacionada con uno o más de los siguientes factores:

Antecedentes familiares (herencia). La causa más común de la pérdida del cabello es un trastorno hereditario que ocurre con el envejecimiento. Este trastorno se llama alopecia androgénica, calvicie de patrón masculino o calvicie de patrón femenino. Por lo general, se produce progresivamente y en patrones predecibles: una línea de cabello que retrocede y puntos de calvicie en los hombres, y un adelgazamiento del cabello a lo largo de la corona del cuero cabelludo en las mujeres.

Cambios hormonales y afecciones médicas. Varios trastornos pueden ocasionar la pérdida temporal o permanente del cabello, los cuales incluyen los cambios hormonales del embarazo, postparto, la menopausia y los problemas de tiroides. Estas enfermedades incluyen la alopecia areata, que está relacionada con el sistema inmunitario y causa la pérdida desigual del cabello, infecciones del cuero cabelludo como la tiña y un trastorno que consiste en arrancarse compulsivamente el cabello llamado tricotilomanía.

Medicamentos y suplementos. La pérdida del cabello puede ser un efecto secundario de algunos medicamentos, como aquellos usados para tratar el cáncer, la artritis, la depresión, los problemas cardíacos, la gota y la presión arterial alta.

Radioterapia en la cabeza. Es posible que el cabello no vuelva a crecer como antes. Un suceso muy estresante. Muchas personas notan una reducción general del grosor del cabello meses después de tener un choque físico o emocional. Este tipo de pérdida del cabello es temporal.

Peinados y tratamientos. El modelado excesivo o los peinados que tiran mucho del cabello (como las colas de caballo o las trenzas africanas) pueden causar un tipo de pérdida del cabello llamado alopecia por tracción. Los tratamientos de aceite caliente y las permanentes también pueden provocar la caída del cabello. Si hay cicatrices, la pérdida del cabello puede ser permanente.


Factores de riesgo

Una serie de factores puede aumentar el riesgo de perder el cabello, incluidos los siguientes:

  • Antecedentes familiares de calvicie por parte de tu madre o tu padre

  • Menopausia

  • Alteraciones alimentarias

  • Algunas afecciones médicas, anemias, enfermedades autoinmunes, alteraciones tiroideas, postcovid, entre otras.

  • Estrés

  • Mala nutrición

Prevención

La mayoría de los casos de calvicie son causados por motivos genéticos (calvicie de patrón masculino y calvicie de patrón femenino). No hay prevención para este tipo de pérdida del cabello.

Estos consejos pueden ayudarte a evitar ciertos tipos de pérdida del cabello:

• Usá un desenredante y evita tirones al cepillar y peinar tu cabello, especialmente si está mojado, para eso puedes utilizar un peine de dientes anchos.

• Evitá los tratamientos fuertes, como los rizadores calientes, las planchas para el cabello, los tratamientos con aceite caliente y las permanentes. Limitá la tensión en el cabello de los estilos en los que se usan bandas elásticas, hebillas y trenzas.

• Preguntá a tu médico si los medicamentos o suplementos que estás tomando podrían causar la pérdida de cabello.

• Protegé el cabello de la luz del sol y de otras fuentes de luz ultravioleta.

• Dejá de fumar. En algunos estudios se ha demostrado una relación entre el tabaquismo y la calvicie en los hombres.

• Si te sometés a tratamiento con quimioterapia, consultá con el médico sobre un gorro de frío, debido a que reducen el riesgo de que se pierda el cabello durante la quimioterapia.


Dra. Pozzi de Del Castillo

Dermatóloga



Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page